Page 90

Febrero 2016

ARTÍCULOS DE REVISIÓN d) Las MSC median procesos de reparación tisular. Son capaces de sintetizar componentes de la matriz extracelular como fibronectina, versicán 224 y colágeno-1, y también factores solubles como G-CSF, GM-CSF, VEGF, FGF7, IL-6, IL-7, IL-11, TGF-β1, SDF-1, entre otros20. Los efectos mediados por las MSC ocurren sin la inclusión o injerto de éstas en un tejido (engraftment). Los estudios con detección por fluorescencia muestran que la vida media de las células luego de ser infundidas es reducido, con una población inferior a 1% una semana post-infusión21,22. En este contexto, las MSC actuarían de manera directa entablando contacto con células del sistema inmune u otra o, indirectamente, mediante la liberación de factores paracrinos, ejerciendo una acción de coordinación en procesos como reparación tisular, neovascularización, apoptosis, fagocitosis e inmunomodulación23. Uso de MSC en modelos preclínicos de sepsis, SDRA e IRA Sepsis Han sido utilizados dos modelos de sepsis por peritonitis: 1) la inyección intraperitoneal de bacterias o componentes bacterianos, como el lipopolisacárido (LPS) y 2) el modelo de ligadura Terapia celular en medicina intensiva - F. Espinoza et al y punción cecal (CLP). La administración de MSC se realizó mediante una inyección intravenosa (IV) en la vena yugular o en la cola del ratón. Como placebo se utilizó una inyección de fibroblastos, suero salino o MSC inactivados por shock térmico. El tratamiento de soporte consistió en antibióticos y volumen, los que fueron administrados a los grupos experimental y placebo24-29. El momento de la infusión y la dosis de MSCs fue variable entre los estudios. Desde 24 h previo a la inducción de la sepsis, hasta infusiones repetitivas hasta 48 h después. La dosis total se encuentra entre las 2,5 y 7,5 x 105 MSC. Los detalles de la maniobra experimental y los efectos biológicos y clínicos inducidos por las MSC en sepsis se resumen en la Tabla 1. El uso de MSC en sepsis conduce a una modulación de la respuesta inmune, atenuando el síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS) y optimizando los mecanismos antimicrobianos (Figura 1). El resultado en modelos murinos es aumento de la sobrevida y disminución de la falla orgánica asociada a la sepsis. Han sido descrito disminuciones del nivel plasmático de citoquinas pro-inflamatorias tales como IL-1β, IL-6 y TNF-α24-29. La expresión de estas citoquinas disminuye también en el tejido cardiaco, pulmonar y renal. Por el contrario, se ha observado incremento en los niveles plasmáticos de IL-10. Nemeth et al.25 han descrito que Figura 1. Resumen de los principales mecanismos ejercidos por las MSCs en sepsis, SDRA e IRA. Rev Med Chile 2016; 144: 222-231


Febrero 2016
To see the actual publication please follow the link above