Page 66

Febrero 2016

Art ículos de Investigaci ón Intervención educativa en trabajadores de la construcción - J. Salinas et al No hubo modificaciones en el consumo de bebidas gaseosas en ambos grupos. La satisfacción con los talleres grupales fue muy positiva, observándose que 91% de los trabajadores calificó con nota 7 los temas tratados, siendo todos de su interés; 84% valoró la metodología y actividades como muy adecuadas; 82% consideró útil lo aprendido y 87% reconoció de máxima importancia que la empresa ofrezca este tipo de actividades. Discusión Este estudio fue realizado con el fin de evaluar la factibilidad de una intervención educativa nutricional 200 en trabajadores de la construcción, con mediciones de impacto en salud y nutrición. Estos trabajadores son un grupo de alto riesgo, como queda demostrado en el estudio anterior9, por lo cual requiere intervenciones focalizadas para prevenir ECNT, en especial cardiovasculares y diabetes. Los resultados muestran cambios importantes en un período corto de tiempo en CC, indicadores bioquímicos y hábitos hacia una alimentación más saludable, lo que no sucedió en el grupo control, que en algunos casos empeoró sus indicadores. Esto último indica que si no se intervienen estos trabajadores, es muy posible que su estado de salud y nutrición se vaya deteriorando con el tiempo. En el grupo intervenido es importante resaltar la disminución de lípidos sanguíneos, el aumento del consumo de frutas, verduras y pescado, la disminución del consumo calórico total a la hora del té u once en la semana y en la cena los fines de semana. En el consumo de alimentos no saludables, a pesar de que disminuyó el consumo de pan en forma significativa, no hubo cambios en el alto consumo de bebidas gaseosas azucaradas, con un promedio cercano a los 400 ml diarios, lo cual corresponde a la cultura muy arraigada en los trabajadores de la construcción, que las toman mientras trabajan y luego las continúan bebiendo cuando llegan a su casa a la hora del té u once. Esto requiere de políticas educativas a más largo plazo acerca del efecto nocivo del alto consumo de azúcar en la salud, así como también de instalar lugares donde puedan tomar agua, inexistentes hoy día en las obras de la construcción. Los resultados obtenidos son similares a lo reportado en trabajadores de metalmecánica sujetos a una intervención educativa sobre la dieta mediterránea, en que disminuyó el síndrome metabólico desde 24,0% a 15,6%7. Un estudio nacional reciente analiza factores de riesgo asociados a problemas laborales14, muestra que trabajadores con obesidad u obesidad mórbida tenían una proporción más alta de accidentes de trabajo, con 10,3% y 18,1% frente a 8,1% de accidentes en los que tienen IMC normal (p < 0,05). Existen estudios de prevalencia de factores de riesgo en trabajadores de la industria15 y específicos en alimentación16, junto a otros que muestran intervenciones con dieta y actividad física en pacientes adultos con síndrome metabólico, sobrepeso y obesidad17-19. Un estudio colombiano en trabajadores de la construcción20 con 1.175 reportes clínicos reveló una alta incidencia de accidentes, sin mención a indicadores alimentario-nutricionales. Por lo tanto, no existen estudios de intervenciones en educación nutricional en trabajadores, y menos en el sector de la construcción, lo cual es una fortaleza de este estudio, por ser la primera vez que se hace una intervención de este tipo en el país. Esto hace necesario continuar investigando en este tema, para tener mayor y mejor evidencia de la alimentación en el entorno laboral, que permita implementar políticas públicas en el marco de las recomendaciones de la OMS21, considerando guías nacionales22 y experiencias que ya existen para enfrentar este tema23. Otras fortalezas de esta intervención son su integralidad, al considerar la dimensión individual y colectiva; contar con el apoyo de las autoridades de la empresa; ser realizada con metodología participativa durante la jornada laboral y en coordinación con la organización de su trabajo diario, todo lo cual representa un aporte al diseño de programas efectivos en un sector laboral relevante y en un contexto de aumento de las ECNT, con creciente deterioro de la salud de los trabajadores, lo que puede afectar seriamente el desarrollo económico y social del país. Conclusión Este estudio permite demostrar que una intervención educativa nutricional, que combina acción individual, grupal y colectiva en el lugar de trabajo, puede tener impacto en la nutrición y salud de los trabajadores mediante la reducción de factores de riesgo y cambios en su alimentación. El Rev Med Chile 2016; 144: 194-201


Febrero 2016
To see the actual publication please follow the link above