Page 43

Febrero 2016

Art ículos de Investigaci ón Hipovitaminosis D en ancianos con fractura de cadera - D. Schweitzer et al Vit D Normal Insuficiencia Deficiencia Prevalencia deficiencia (IC) Vit D normal Insuficiencia Deficiencia Prevalencia deficiencia 177 Tabla 1. Deficiencia de vitamina D según índice de comorbilidad ASA ASA I (n = 16) 0 5 11 68,8% (45,2-92,3) ASA II (n = 158) 7 31 120 75,9% (69,2-82,7) ASA III-IV (n = 51) 1 4 49 90,7%* (82,9-98,6) Tabla 2. Deficiencia de vitamina D según estación del año Verano 2 13 53 77,9% Otoño 3 17 46 70,0% Invierno 2 3 42 89,4% Primavera 1 7 39 83,0% Tabla 3. Regresión logística, riesgo de presentar deficiencia de vitamina D OR Error STD p 95% inf 95% sup Invierno 3,04 1,74 0,053* 0,987 9,360 Primavera 2,13 1,05 0,124 0,811 5,604 Verano 1,33 0,56 0,50 0,582 3,045 ASA II 1,77 1,08 0,35 0,535 5,878 ASA III y IV 6,77 5,17 0,012* 1,519 30,196 Mujer 1,49 0,64 0,347 0,64 3,455 Edad 0,94 0,22 0,01* 0,898 0,986 OR = Odds Ratio, Error STD = Error standard. *Estadísticamente significativo. ciencia de vitamina D en adultos mayores, no consultantes, de edad promedio 72 años7. González et al. y Rodríguez et al reportaron en trabajos de metodología similar 60% de deficiencia de vitamina D en mujeres post-menopáusicas sanas5,6. Carrasco et al encontraron 70,2% de deficiencia de vitamina D en adultos mayores sanos seleccionados de la comunidad8, siendo este último el reporte con valores que más se acercan a 80% de deficiencia y 98% de hipovitaminosis D encontrado en esta muestra. En los 4 trabajos la selección hacia pacientes sanos y funcionalmente activos puede explicar, al menos en parte, la menor prevalencia de hipovitaminosis encontrada. Los trabajos de Angel et al., Rodríguez y González et al., requerían que el voluntario participante se trasladara al lugar de la evaluación y contestara una encuesta, probablemente excluyendo pacientes con deterioro cognitivo o postración. Se excluyeron pacientes que tuvieran antecedentes de enfermedades o consumo de fármacos que afecten el metabolismo óseo. En el caso del artículo publicado por Carrasco et al., la población estudiada proviene de un protocolo diseñado específicamente para identificar adultos mayores sanos. Este es el primer reporte del que los autores tengan conocimiento sobre hipovitaminosis D en fractura de cadera geriátrica, tanto en Chile como el resto del cono sur. En esta población, la hipovitaminosis D fue mayor a la reportada en población similar en Estados Unidos de Norteamérica16, Israel17 y también a población similar en Chile5-8. Rev Med Chile 2016; 144: 175-180


Febrero 2016
To see the actual publication please follow the link above