Page 37

Febrero 2016

Art ículos de Investigaci ón 171 Frecuencia de displasia epitelial y cáncer oral, Chile - C. Martínez et al Comité de Ética de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile y se llevó a cabo de acuerdo con las Normas Consolidadas de Declaración Reporting Trials, CIOMS 2008 y la Declaración de Helsinki de 1975 revisada en 2000. Cualquier detalle que pudiera revelar la identidad de los sujetos estudiados fueron omitidos. El análisis histológico fue realizado por un sólo observador. Los datos se procesaron en el software Systat 13. Resultados Se incluyeron 389 pacientes que cumplían con criterios de inclusión y exclusión; de estos, ocho pacientes tenían dos biopsias de distintas ubicaciones realizadas el mismo año y dos pacientes tenían dos biopsias en distintas ubicaciones y realizadas en años distintos. Un total de 147 (36,8%) casos correspondieron a hiperqueratosis, 42 (10,5%) a DE leve, 27 (6,8%) a DE moderada, 4 (1%) a carcinoma verrucoso y 3 (0,8%) a DE severa, mientras que176 casos (44,1%) correspondieron a CE (Figura 1). De los ocho pacientes con biopsias en distintas ubicaciones, cinco presentaron diagnósticos histopatológicos que variaron según la ubicación y de los dos pacientes con biopsias realizadas en distintos años y en distintas ubicaciones, ambos presentaron DE en la primera y CE en la segunda. Según rango de edad, todas estas lesiones fueron más frecuentes después de los 50 años, destacándose principalmente los casos de CE, en que 149 (86,13%) se presentaron a partir de los 50 años y sólo 24 (13,87%) antes de esta edad (Tabla  1). El promedio de edad para CE fue de 62,99 años (DS 14,46), para hombres fue 62,8 años (DS 12,8) y para mujeres 63,25 años (DS 16,64) (datos no mostrados). En relación con la distribución por género, el CE fue más frecuente en hombres (101; 58,4%), mientras que la DE fue más frecuente en mujeres (45; 65,2%) y las hiperqueratosis presentaron frecuencia similar en ambos géneros (Tabla 1). En términos generales, las ubicaciones más comunes para CE correspondieron a reborde o encía (71; 29,7%), lengua (50; 20,9%) y piso de boca (43; 18,0%); las DE fueron más frecuentes en lengua (26; 31,3%) y reborde o encía (6; 7,2%), y las hiperqueratosis en reborde o encía (52; 34,2%) y mucosa bucal (42; 27,6) (Tabla 1). La mayoría de los CE (138; 78,41%) fueron reconocidos clínicamente como cáncer y la mayoría de las DE (40; 55,56%) e hiperqueratosis (107; 72,79%) se presentaron como leucoplasia (Tabla 1). Dentro de las lesiones correspondientes a DE es importante destacar que una fue diagnosticada clínicamente con un diagnóstico histopatológico (DE/carcinoma) y otras con diagnósticos clínicos que no correspondían a DPM (una como penfigoide de membranas mucosas, dos fibromas irritativos, dos queratosis, cuatro úlceras y siete papilomas) (Figura 2). Finalmente, dentro de los CE también se encontraron diagnósticos clínicos de lesiones que no correspondían con la presentación habitual de cáncer, tales como un épulis fisurado, un fibroma verdadero, dos fibromas irritativos, dos granulomas piogénicos, una hiperplasia gingival, una lesión eritematosa, una lesión fibroósea, una lesión granulomatosa inespecífica, dos osteomielitis, un papiloma, una tuberculosis y una úlcera de tipo herpético. Figura 1. Frecuencia de hiperqueratosis, displasia epitelial (DE), carcinoma verrucoso y carcinoma escamoso (CE) en mucosa oral y orofaríngea según diagnóstico histopatológico (n = 389). Rev Med Chile 2016; 144: 169-174


Febrero 2016
To see the actual publication please follow the link above