Page 33

Febrero 2016

Art ículos de Investigaci ón 167 Eritema nodoso en pacientes que se hospitalizan - P. Varas et al más frecuentes, seguidos de TBC y una no menor proporción de cuadros secundarios a Mycoplasma o Bartonella, agentes previamente descritos pero de muy baja frecuencia. En nuestra serie los 2 casos potencialmente estreptocócicos (un caso de uretritis por Streptococcus grupo B (SGB) y un caso de espondilodiscitis sin agente identificado) no fueron considerados dentro de los post estreptocócicos clásicos, ya que estos hacen referencia principalmente a los cuadros secundarios a faringoamigdalitis purulenta por Streptococcus Beta hemolítico grupo A o a infección de partes blandas seguidas de positivización del ASO (ASO se eleva en grupo A y algunos C y G) y no a infecciones mediadas por Streptococcus grupo B12. En el grupo de causas autoinmunes, la sarcoidosis, al igual que en otros reportes, ocupa un lugar preponderante, seguida por la enfermedad de Behçet y cuadros de enfermedad inflamatoria intestinal, destacando en nuestros registro la aparición de un cuadro de enfermedad mixta del tejido conectivo, otro de artritis reumatoídea juvenil y un caso de síndrome de sobreposición hepatitis autoinmune y cirrosis biliar primaria, asociaciones descritas en la literatura13-15. Respecto al laboratorio es interesante destacar que los parámetros inflamatorios, como leucocitosis y VHS, están significativamente más elevados en los casos secundarios que en los idiopáticos, sin encontrar diferencias significativas de éstos entre las distintas causas secundarias. No se detectaron diferencias significativas en los niveles de PCR. Considerando los resultados obtenidos en el presente estudio, las causas infecciosas siguen siendo las más frecuentes en nuestra población, por lo que recomendamos que el estudio inicial incluya, un hemograma, VHS, títulos ASO, PPD, radiografía de tórax, y de estimarse pertinente serologías para Mycoplasma pneumoniae, Bartonella henselae, etc. Dado que las enfermedades del sistema inmune aparecen segundas en frecuencia, nos parece razonable solicitar serología autoinmune en los casos en que la clínica lo sugiera y no haya sospecha de causa infecciosa. El estudio histológico sigue siendo necesario sólo en casos de presentación clínica atípica. Las limitaciones de nuestro estudio son el carácter retrospectivo que pudo haber incidido en pérdida de información relevante como datos de recaída, uso de drogas (lo cual hubiese disminuido el porcentaje de casos idiopáticos) y duración de la enfermedad, y que las conclusiones obtenidas sólo pueden extrapolarse al ambiente hospitalario. Por otro lado, no todos los casos de EN se diagnosticaron con biopsia (Lo cual podría haber llevado a imprecisiones diagnósticas). Sin embargo, todos nuestros pacientes fueron evaluados por dermatólogos con vasta experiencia clínica, y siendo la placa eritematosa dolorosa tan característica, es poco probable el error diagnóstico en ausencia de diagnóstico cutáneo alternativo. Conclusión El eritema nodoso es un cuadro frecuente que plantea un amplio diagnóstico diferencial para el internista. Las diferencias en cuanto a la etiología Tabla 3A. Estudio etiológico infeccioso Estudio Solicitado (n pacientes) Positivo ASO 59 27 VIH 31 0 EBV 12 0 CMV 12 0 VHC 21 0 VHB 21 0 Mycoplasma 10 3 Bartonella 11 3 Tabla 3B. Estudio etiológico autoinmune Estudio Solicitado Positivo Anticuerpos antinucleares 60 10 Niveles de C3 40 25 Niveles de C4 40 5 Factor reumatoideo 31 1 Anti DNA 30 1 Perfil ENA 21 0 ANCA 35 0 Niveles de C3 y C4 son niveles elevados y en múltiples condiciones. ANA: 3 idiopáticos, 2 TBC, 2 Sarcoidosis, 2 PS y 1 EMTC. FR: 1 Idiopático titulo 1:8. Anti DNA: 1 EMTC. Rev Med Chile 2016; 144: 162-168


Febrero 2016
To see the actual publication please follow the link above