Page 29

Febrero 2016

Art ículos de Investigaci ón 163 Eritema nodoso en pacientes que se hospitalizan - P. Varas et al compromiso del estado general y poliartralgias. El principal diagnóstico diferencial lo constituye el eritema indurado de Bazin, que suele comprometer la parte posterior de las piernas y tiende a ulcerarse más. Otros diagnósticos diferenciales son la tromboflebitis superficial, las celulitis y las vascultis cutáneas. En el EN suele haber elevación de la velocidad de eritrosedimentación en hasta 80% de los casos. En la histopatología se observa una paniculitis septal, sin compromiso del centro del lobulillo, con un infiltrado de predominio linfocítico, con algunas células gigantes, eosinófilos e histiocitos, además de neutrófilos en las formas precoces. No hay vasculitis asociada, pero sí puede haber cambios inflamatorios inespecíficos en vasos pequeños1-3. Su incidencia varía entre 1 y 5 por 100.000 habitantes y la distribución por género es predominante en mujeres, con una relación mujeres es a hombres de 3 a 6 es a 1, según las distintas series4-6. Afecta principalmente al grupo etario entre los 10 y 50 años, con un pico entre los 20 y 40 años, sin embargo puede presentarse a cualquier edad1,2,7. La patogenia exacta es incierta, si bien se sabe que existiría a nivel hipodérmico una reacción de hipersensibilidad retardada (tipo IV) secundaria a antígenos de diferente origen, se han descrito además depósito de complejos inmunes y anticuerpos en ciertas etiologías. Sin embargo, a la fecha no se tiene claro el rol de cada uno de estos mecanismos en el desarrollo y recurrencia del EN. La identificación del agente causal en EN puede resultar particularmente difícil, encontrándose asociación con cuadros de origen infeccioso, inflamatorio, autoinmune, asociada al uso de fármacos (principalmente anticonceptivos, amoxicilina y sulfonamidas), terapias hormonales y el embarazo. A pesar de esto, muchas veces no se logra establecer la causa y no son pocos los casos de origen idiopático4,8,9. Adicionalmente, la mayoría de los estudios muestran que la etiología varía dependiendo de la época en que se llevan a cabo, de la epidemiología, y de la carga de enfermedad en las distintas áreas geográficas estudiadas, no existiendo a la fecha guías de práctica clínica que orienten en el estudio etiológico. Por lo anterior, nos parece muy importante conocer la distribución de causas encontradas en nuestro medio en pacientes con EN, de modo de generar recomendaciones para hacer un estudio costo efectivo basado en la mejor evidencia disponible. Materiales y Métodos Estudio retrospectivo de pacientes mayores de 15 años con diagnóstico de eritema nodoso atendidos entre los años 2002 y 2012 en el Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Los pacientes se obtuvieron a partir de los registros de alta hospitalaria de nuestra institución y registro de biopsias del Departamento de Anatomía Patológica del Hospital Clínico. Se contó con aprobación del comité de ética institucional y se autorizó la dispensa de consentimiento informado, dada la naturaleza observacional del estudio y a que los identificadores fueron destruidos una vez extraídos los datos (Se solicitó consentimiento a paciente fotografiado). Se revisaron fichas clínicas, sistemas de exámenes de sangre y de radiología (en papel o electrónica). Se obtuvieron datos demográficos, características clínicas, exámenes de laboratorio, imágenes, resultados de biopsias (si disponible) y el tratamiento inicial indicado. El diagnostico de EN se estableció por criterios clínicos, o por estudio histológico compatible cuando estuvo disponible. Las etiologías se definieron según los siguientes criterios: Post estreptocócica (PS): Cuadro clínico de faringoamigdalitis o infección de partes blandas dentro de las 6 semanas previas al cuadro de EN más títulos de anti estreptolisina O (ASO) elevado; adicionalmente se definió como cuadro probable al cuadro clínico descrito con ASO (-) en contexto de uso previo de antibióticos, o bien, a títulos de ASO elevados sin clínica de infección estreptocócica reportada10. Tuberculosis (TBC): A la presencia de prueba de tuberculina (PPD) > 10 mm o presencia de ba- Figura 1. Eritema nodoso. Rev Med Chile 2016; 144: 162-168


Febrero 2016
To see the actual publication please follow the link above