Page 24

Febrero 2016

Art ículos de Investigaci ón Interacción entre farmacoterapia y ejercicio físico - J. Cano-Montoya et al de -3 mmHg. Bermudez y cols.29 aplicando ejercicio de fuerza (40% de 1RM, 10 ejercicios, 3 series, 23 Rps) en sujetos normotensos, no encontraron cambios en la presión arterial. Por otra parte, Van Hoof y cols.26 posterior a 4 meses de ejercicio de fuerza (3 sesiones/semana, 4-12 Rps, 70-90% de 1RM) similarmente, no reportaron cambios. Claramente, existen pacientes “respondedores” y otros “no respondedores”30, similar a como reportaron Bouchard y cols.31, requiriéndose 158 Figura 2. Cambios en la presión arterial sistólica posterior a 12 sesiones de ejercicio combinado + farmacoterapia. Variables se presentan como: (PAD) Presión arterial diastólica. (PreS) Antes de una sesión de ejercicio, (Post15min) Después de 15 min de finalizado una sesión de ejercicio. Grupos se presentan como: (DT2/HTA) Diabetes tipo 2 + Hipertensión, (HTA) Hipertensión y (SANOS) Pacientes sanos. (S1), (S2), (S3)… etc…indican el número de cada sesión de ejercicio físico respectivamente. (---) Línea intermitente indica valores límites para “Hipertensión”, (—) Línea continua indica valores límites para “normalidad”. Cambios se presentan como: *Indica p < 0,05 entre (PreS) y (Post 15 min). †Indica p < 0,05 respecto a (PreS) de sesión 1. ‡Indica p < 0,05 respecto a (Post 15 min.) de sesión 1. estudios para identificar los factores genéticos y ambientales que optimicen y ayuden a predecir los efectos del ejercicio. Nosotros encontramos que 3 pacientes no respondieron a la intervención (farmacoterapia + ejercicio físico) y no alcanzaron los valores de compensación en la presión arterial, siendo de interés para la ciencia, conocer también incluso los factores psico-socio-demográficos del por qué algunos pacientes pueden o no responder en mayor o menor grado. Rev Med Chile 2016; 144: 152-161


Febrero 2016
To see the actual publication please follow the link above