Page 56

Revista Medica de Chile Enero 2016

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN Manejo de la depresión por médicos generales - J. Acuña et al en HD y HT, lo cual podría responder a la mayor complejidad de estas destrezas, aspecto que ha sido considerado en la elaboración de los programas de pregrado de distintas universidades en Chile, particularmente 52 a través del internado de psiquiatría obligatorio31,41. Pese a lo anterior, se considera que aún se requiere de entrenamiento de postítulo en esta materia35,36. Asimismo se podría plantear que estos resultados reflejan una medición con un nivel de exigencia relativamente alto, ya que al tratarse de habilidades complejas se necesitan métodos de evaluación también complejos que incluyan varias mediciones y formatos diferentes26,27,30,35,36. Por ello un desafío importante del estudio consistió en la elaboración de la metodología de evaluación que buscó dar cuenta del razonamiento clínico en aspectos diagnósticos y terapéuticos, como parte de la competencia clínica26. Los mejores resultados observados en RS podrían atribuirse a habilidades diferentes a las evaluadas en este estudio, tales como habilidades relacionales, comunicacionales y hábitos mentales, las cuales formarían parte de las estrategias usadas en la formulación del diagnóstico de depresión25. Las diferencias significativas en RS entre MGs chilenos y extranjeros podrían atribuirse a diferencias culturales, dado que los MGs extranjeros realizan el ejercicio diagnóstico a partir de un marco cultural diferente al de los pacientes y, por lo tanto, el significado de los síntomas es distinto42. Esto resulta relevante en el diagnóstico de la depresión, pues los MGs reconocen problemas para diferenciar estados depresivos de reacciones a problemas sociales25. Además, la mayor frecuencia de observación de una patología, en tanto fuente de aprendizaje práctico, resulta un facilitador del buen diagnóstico de depresión por parte de médicos chilenos38,43. Se destaca este hallazgo pues dada la alta prevalencia de depresión en Chile, sería recomendable que los MGs extranjeros participasen de un proceso de inducción que favorezca su desempeño clínico en esta materia, tal como se sugiere en otras realidades42,44. Las limitaciones del estudio podrían derivar del tipo de procedimiento de muestreo donde la motivación sería un factor importante en el reclutamiento de participantes; esto puede haber introducido sesgos por haber captado a quienes, conociendo sus carencias en materia de psiquiatría, se interesaron y participaron en el estudio, lo cual puede explicar la tendencia a observar bajos niveles en las habilidades clínicas evaluadas. Asimismo, debido al tamaño muestral con el que se pudo contar para el presente estudio, no fue posible realizar análisis que permitieran identificar perfiles más precisos de los MGs en función de sus conocimientos, habilidades y características sociodemográficas. Esperamos que futuros estudios con tamaños muestrales más amplios permitan establecer dichos perfiles. Otra limitación se relacionaría con la metodología de evaluación de las habilidades clínicas, las cuales debieron adecuarse a las restricciones propias del estudio relativas a recursos técnicos y financieros, quedando pendiente para futuros estudios la evaluación de desempeños clínicos directos. No obstante, este trabajo entrega una valiosa información por tratarse del primer estudio de este tipo a nivel nacional. Por último, es importante considerar la evaluación de habilidades clínicas como un indicador de la calidad con que se desarrolla la atención en salud mental, con el objeto de identificar déficits posibles de mejorar. Los resultados de este estudio debieran promover la revisión de las metodologías de enseñanza-aprendizaje en materias de salud mental y psiquiatría. Referencias 1. Araya R, Rojas G, Fritsch R, Acuña J, Lewis G. Common mental disorders in Santiago, Chile: prevalence and sociodemographics correlations. Brit J Psychiat 2001; 178: 228-33. 2. Florenzano R, Acuña J, Fullerton C, Castro C. Estudio comparativo de frecuencia y características de los trastornos emocionales en pacientes que consultan en el nivel primario de atención en Santiago de Chile. Rev Med Chile 1998; 126: 397-405. 3. Florenzano R, Acuña J, Fullerton C, Castro C. Results from the Santiago the Chile Center. En: Üstün TB y Sartorius N, Editores, Mental Illness in General Health Care: WHO international study. Chichester, England, Editorial John Wiley & Sons; 1995: 247-63. 4. Goldberg DP, Lecubrier Y. Form and frequency of mental disorders across centres. En: Üstün TB y Sartorius N, Editores,  Mental illness in general health care: an international study. Chichester, England, Editorial John Wiley & Sons; 1995: 323-34. 5. Vicente B, Khon R, Rioseco P, Saldivia S, Levav I, Torres Rev Med Chile 2016; 144: 47-54


Revista Medica de Chile Enero 2016
To see the actual publication please follow the link above