Page 27

Revista Medica de Chile Enero 2016

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN 23 Trasplante renal de donantes con criterios expandidos - R. Valjalo et al regenerativa, mayor susceptibilidad a la injuria isquemia-reperfusión y elevada inmunogenicidad del injerto2,3. Si bien los riñones provenientes de DCE presentan una menor sobrevida a largo plazo que los provenientes de DCS, Ojo y cols. demostraron que aun así, los receptores de DCE se benefician en términos de sobrevida, cuando son comparados a los pacientes en diálisis que se encuentran en lista de espera y que no logran ser trasplantados4. A pesar de esto, la calidad limitada de dichos órganos hace que sigan siendo descartados con relativa frecuencia y muchos centros de trasplante prefieren no hacer uso de ellos5. Nuestro objetivo fue evaluar los resultados a mediano y largo plazo de los receptores sometidos a trasplante renal con DCE, en nuestro centro. Pacientes y Método Se llevó a cabo un estudio de cohorte no concurrente, considerando todos los pacientes mayores de 18 años sometidos a trasplante renal exclusivo de donante cadavérico efectuados en el Hospital del Salvador (Santiago, Chile), entre el 01 de enero de 2005 y el 31 de diciembre de 2012. Fueron considerados como DCE los donantes que cumplían los siguientes criterios sugeridos por la United Network for Organ Sharing (UNOS): Mayores de 60 años, o los fallecidos de entre 50 y 59 años con al menos 2 de las siguientes condiciones médicas: Historia de hipertensión arterial (HTA), accidente cerebrovascular como causa de defunción o creatinina sérica previa a la procura mayor a 1,5 mg/dL6. Fueron considerados como DCS todos los donantes que no reuniesen los requisitos de DCE. El criterio de asignación de receptores para los DCE fue “old for old”, asignándoseles por tanto, a receptores de una edad similar7. Todos los pacientes fueron instruidos acerca de las expectativas, riesgos y beneficios relacionados al trasplante, y firmaron consentimiento informado. En algunas circunstancias, y en caso de no existir un receptor para el segundo riñón donado, los receptores de DCE recibieron un doble trasplante renal. Los riñones donados fueron conservados hasta el trasplante utilizando soluciones de preservación. El uso de inducción con anticuerpos se reservó para los pacientes con reactividad de anticuerpos al panel de linfocitos (PRA) mayor a 20%, y el esquema inmunosupresor inicial constó de terapia triasociada con glucocorticoides, ciclosporina y azatioprina en los pacientes con bajo nivel de sensibilización previa al trasplante y de glucocorticoides, tacrolimus y micofenolato en los pacientes con mayores niveles de sensibilización. Se utilizó ketoconazol como fármaco ahorrador de anticalcineurínicos. Durante el seguimiento evaluamos la ocurrencia de rechazo agudo, disfunción primaria del trasplante, retraso de función del injerto (RFI), hospitalizaciones, complicaciones vasculares post-trasplante y complicaciones urológicas que necesitaron de re-intervención quirúrgica. Además, fueron evaluados a largo plazo la función renal, sobrevida del injerto y sobrevida de los receptores. Se consideró como RFI a la necesidad de diálisis durante la primera semana posterior al trasplante. La ausencia permanente de función renal posterior al trasplante, independientemente del motivo, fue considerada como disfunción primaria del trasplante. Se consideraron complicaciones quirúrgicas a la ocurrencia de complicaciones post-operatorias que requirieron de re-intervención quirúrgica (linfoceles, fístulas urinarias, colecciones, infección de herida operatoria, etc.). Fueron incluidas como complicaciones vasculares la ocurrencia de trombosis arterial o venosa del injerto, el sangrado post-operatorio desde el pedículo o a la aparición posterior de estenosis en la arteria renal del injerto. Todos los rechazos fueron confirmados histológicamente, de acuerdo a la clasificación de Banff vigente en el período en que se realizó la biopsia y tratados según el tipo de rechazo demostrado. Se contabilizaron las hospitalizaciones por cualquier motivo ocurridas durante el período de seguimiento, considerándose la razón entre las hospitalizaciones y los años de seguimiento. La velocidad de filtración glomerular (VFG) fue calculada en base a la fórmula MDRD-2. Las variables categóricas fueron evaluadas usando el test exacto de Fisher y las variables continuas utilizando la prueba t de Student, ANCOVA y U de Mann-Whitney. Utilizando curvas de Kaplan- Meier y análisis comparativo con log-rank, fueron analizadas las curvas de sobrevida de pacientes y de injertos, esta última censurada por muerte con injerto funcionante. Se utilizó el software estadístico SPSS v22. Rev Med Chile 2016; 144: 22-29


Revista Medica de Chile Enero 2016
To see the actual publication please follow the link above