Page 121

Revista Medica de Chile Enero 2016

HISTORIA DE LA MEDICINA 117 Higiene y salud urbana a comienzos del siglo XX en Chile - M. Ibarra et al nes que adquirían ciudades de creciente carácter industrial. El estudio recoge diversas fuentes documentales entre las que se encuentran publicaciones periódicas (Revista de Asistencia Social y Revista de Instrucción Primaria); publicaciones institucionales (Boletín del Servicio Nacional de Salud); reglamentos en materia urbana, legislación sanitaria, registros de asociaciones profesionales; cátedras universitarias, discusiones parlamentarias y discursos presidenciales en la materia. Higiene y salud urbana en la agenda pública En Chile, el despertar del Estado en materia de higiene y salud pública surgió tras el brote de cólera en 1886. Aquel episodio suscitó la creación de la Comisión de Higiene Pública (1891) que, un año más tarde, dio origen al Consejo Superior de Higiene Pública. Dicho consejo fue la primera autoridad central con atribuciones en la coordinación de políticas mientras se legislaba para enfrentar el creciente problema médico-social que afectaba al país. En conjunto con el consejo, se creó el Instituto de Higiene (Figura 1), el cual contaba con una sección de higiene y estadística, una sección de química y otra sección de microscopía y bacteriología. Sus servicios, de carácter técnico, tenían que ver con estudios, análisis y centralización de datos relevantes en relación a la salud pública. Dicho instituto generó una intensa actividad en materia de higiene, química y demografía y su importancia radicó en formar a una generación de médicos especializados. Adicionalmente, se creó Rev Med Chile 2016; 144: 116-123 el Desinfectorio Público (Figura 2), cuya labor se hizo más eficiente a raíz de la ley de 1899, la cual establecía como obligatoria la desinfección de habitaciones u objetos contactados con enfermedades declaradas, entonces, como infecciosas: cólera, fiebre amarilla, peste bubónica, difteria, viruela, tifus, escarlatina y lepra4. Al iniciar el siglo XX, el discurso higienista clásico, representado por la tradición miasmática que se ocupaba del medio y de la ciudad, se enfrentó a un nuevo paradigma: la microbiología. En Chile, la institucionalización de la administración sanitaria también asumía el encuentro de estas dos tradiciones, donde el desinfectorio público convivió con un centro de serología que recogía las nuevas formas de la ciencia para combatir los microbios. Ilustrativo de este cambio fue la inauguración del Instituto de Bacteriología (1929) -antecesor del Figura 1. Vista panorámica del Instituto de Higiene, 1910. Memoria Chilena. Figura 2. Desinfectorio Público, 1910. Memoria Chilena.


Revista Medica de Chile Enero 2016
To see the actual publication please follow the link above