Page 116

Revista Medica de Chile Enero 2016

SALUD PÚBLICA Edad mínima legal consumo de alcohol - J. Ramírez et al Figura 2. Edad en años de inicio de consumo de alcohol (autoreportado) en población menor de 18 años. Chile, 1994 a 2013. Línea clara, serie de Estudios en Población General, 1994-2012. Línea oscura, serie de Estudios en Población Escolar, 2001- 2013. Se reportan intervalos de confianza para un 95% de ambas series. Dato de 1998 en Población General es estimación lineal simple de Estudio anterior y posterior. *Elaboración propia, a partir de datos de Estudios SENDA. población general42. Esta prevalencia es mayor a la estimada en EE. UU. por metodología similar46. Pero no es sólo la edad de inicio o la prevalencia a determinadas edades donde recae la preocupación. 112 Al revisar datos de medidas de riesgo en relación al consumo, 3 variables aparecen como especialmente alarmantes. En primer término, se encuentra la frecuencia del consumo excesivo episódico, es decir la proporción de jóvenes que declara haber bebido más de 5 tragos en una ocasión, y que es un marcador del patrón de consumo ampliamente estudiado y relacionado con riesgos y daños, a corto y largo plazo. En Chile, del total de consumidores de último mes menores de 18 años, 63% declaró haber bebido más de 5 tragos en una ocasión en el último mes45. Se trata de una cantidad aproximada de 55 mil adolescentes. Relacionada con la anterior, se encuentra la cantidad de alcohol puro consumido. En jóvenes entre 15 y 25 años, que consumieron alcohol la última semana, la cantidad de gramos de alcohol puro ingeridas en un día habitual de consumo es de 80 g47. Considerando que guías utilizadas a nivel nacional alertan sobre la necesidad de nunca consumir más de 4 tragos (52 aproximadamente) en una misma ocasión, esto resulta altamente preocupante48. El dato exacto para menores de edad no está disponible oficialmente, sin embargo se debe recordar que éste es el consumo declarado en un día habitual. Finalmente, instrumentos estandarizados, ayudan a dimensionar el problema, como el caso del AUDIT49, que relaciona el patrón de consumo del último año con la probabilidad de tener un trastorno patológico asociado al consumo de alcohol. Sobre 7% de hombres y mujeres entre 12 y 18 presentan un puntaje elevado para este indicador42. Conclusiones Evidentemente, nadie duda que retrasar el inicio y disminuir el consumo de alcohol durante la juventud puede tener implicancias positivas en cuanto al daño crónico asociado al consumo de alcohol durante la vida. Existe evidencia interna- Rev Med Chile 2016; 144: 108-115


Revista Medica de Chile Enero 2016
To see the actual publication please follow the link above