Page 70

Mayo_2017

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN Capacitación docente y prácticas pedagógicas - D. Troncoso et al Tabla 11. Resultados de la regresión lineal múltiple del efecto de la participación en actividades de capacitación y formación de postgrados sobre el Uso de recursos tecnológicos Predictores B EE sr2 Constante 12,37 Capacitación pedagógica 0,04 0,02 0,12 0,01 Capacitación disciplinar 0,09** 0,03 0,18 0,03 Estudios de magíster 0,60 0,31 0,11 0,01 Estudios de doctorado -0,31 0,33 -0,05 < 0,01 R2=0,08***; R2 ajustado=0,06. B = coeficientes de regresión no estandarizados; EE = errores estándar; β = coeficientes de regresión estandarizados; sr2 = correlaciones semiparciales al cuadrado; R2 = coeficiente de determinación; R2=coeficiente de determinación ajustado. n = 296; *p < 0,05; *p < 0,01; *p < 0,001. Discusión Los resultados muestran que las prácticas pedagógicas 616 más frecuentes son aquellas asociadas a modelos curriculares que se promueven en la actualidad en carreras de la salud, esto es: enseñanza centrada en el estudiante, planificación de la enseñanza, evaluación de proceso, relación dialogante y uso de recursos tecnológicos12,19-20. En tanto, la enseñanza centrada en el profesor presentó el menor nivel de los factores evaluados. Se debe tener en consideración que este factor se relaciona a un modelo de educación tradicional4 5, modelo ampliamente cuestionado, que, aunque se propone que sea reemplazado por un modelo constructivista centrado en el aprendizaje significativo21-23, sigue siendo muy común en las universidades latinoamericanas24. La planificación de la enseñanza, una de las competencias más importantes25, alcanzó un porcentaje cercano a 90%. Al respecto, De Miguel indica que la calidad de la enseñanza, más que del conocimiento del profesor, depende de lo que éste planifica en función de las necesidades y posibilidades de sus alumnos y de lo que hace para ofrecerles oportunidades para el aprendizaje26. Respecto a la participación en actividades de capacitación disciplinar y pedagógica, ambos presentaron un alto nivel de logro (sobre 80%). Escenario recomendable, según instituciones internacionales como UNESCO27, que sugiere es- tablecer como política esencial de las instituciones terciarias la formación de sus docentes. En cuanto a las correlaciones entre las prácticas pedagógicas y la participación en actividades de capacitación, se encontró que una mayor capacitación disciplinar se asociaba a una mayor frecuencia de todas las prácticas pedagógicas. Esto sería esperable, pues los docentes con mayor experiencia y capacitación en una determinada disciplina logran valorar de mejor manera aquellos aspectos más relevantes de la temática, centrando la docencia en aspectos fundamentales, como la planificación y evaluación del proceso28. Específicamente, que los docentes que se capacitan más en sus disciplinas realicen con mayor frecuencia una enseñanza centrada en el profesor, podría explicarse porque un mayor nivel de dominio y especialización disciplinar puede traducirse en una mayor tendencia a recurrir a instancias que permitan transmitir el conocimiento adquirido, considerando que la docencia tradicional puede ser ampliamente eficiente y no necesariamente negativa, si es bien usada29. Por su parte, la participación en actividades de capacitación pedagógica se correlacionó significativamente con los cinco factores relacionados a un modelo de educación constructivista. Según Pérez, cuando el docente participa en buenos programas de capacitación pedagógica, esto le permite, no sólo organizar y fundamentar las prácticas que intuitivamente realizan, además, los docentes son motivados a seguir especializándose en educación, generan una visión más amplia de su rol y comprenden mejor el proceso enseñanza-aprendizaje15. Los estudios muestran que capacitarse en planificación, estrategias de enseñanza, manejo de aula y evaluación, conducen a una transformación en la forma de hacer docencia15-16. En cuanto a las diferencias de las prácticas entre quienes poseen y no poseen estudios de postgrado, los resultados indicaron que quienes poseen estudios de magíster presentaban puntajes significativamente superiores a quienes no lo presentaban en los factores planificación de la enseñanza y evaluación de proceso de prácticas pedagógicas. Al respecto, Lara encontró un crecimiento personal y profesional en los participantes de estudios de magíster, quienes logran comprender la interacción entre la teoría y la práctica, y al mismo tiempo alcanzan mayor independencia del ejercicio de la profesión docente30. Rev Med Chile 2017; 145: 610-618


Mayo_2017
To see the actual publication please follow the link above