Page 41

Mayo_2017

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN 587 Índice de masa corporal, perímetro de cintura y factores de riesgo cardiovascular - A. M. Labraña et al Para determinar las variables sobre hábito tabáquico se consideraron preguntas basadas en el instrumento mínimo de vigilancia de tabaquismo, utilizado por Organización Panamericana de la Salud. Análisis estadístico Para determinar las diferencias para variables continuas según categorías de IMC o perímetro de cintura, se utilizaron análisis de regresión lineal, donde la categoría de peso normal fue utilizado como grupo de referencia. Las diferencias para variables categóricas fueron determinadas con el test c2. Para determinar en cuánto se modificaría la probabilidad (Odds ratio) de tener hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo 2, síndrome metabólico y perfil lipídico alterado, por cada 5% menos de peso corporal, IMC, o perímetro de cintura, se utilizaron análisis de regresión logística. Para establecer la relación entre quintiles de IMC y perímetro de cintura con la prevalencia de factores de riesgo cardiovascular se utilizaron análisis de Generalized Linear Model para variables categóricas para hombres y mujeres. El quintil 5 correspondió a los individuos con IMC > 35,0 kg/m2 o perímetro de cintura > 105 cm para hombres o > 107 cm para mujeres y el quintil 1 correspondió a los individuos con IMC < 20,0 kg/m2 y perímetro de cintura < 87 para hombres o < 86 cm para mujeres. Para estimar qué fracción de la prevalencia de factores de riesgo cardiovascular a nivel nacional es atribuible al sobrepeso u obesidad y obesidad central, se utilizó el estadístico de Population Attibutable Risk (PAR)22. El indicador PAR se calculó para dos escenarios ideales, que reflejan en cuánto se disminuiría la prevalencia de factores de riesgo cardiovascular si: las personas con sobrepeso u obesidad redujeran su peso corporal y se desplazaran a la categoría de peso normal (escenario 1), o si las personas con obesidad central se desplazaran a la categoría con perímetro de cintura normal (escenario 2). Para todos los análisis se utilizó el módulo de análisis de muestras complejas del programa STATA MP v14. El nivel de significancia fue definido como p < 0,05. Todos los resultados fueron estimados utilizando muestras expandidas según la ENS18. Todos los análisis fueron ajustados por edad, educación, tabaquismo, actividad física total y sedentarismo. Individuos clasificados como bajo peso corporal (n = 81) fueron excluidos de los análisis de regresión lineal y logística. Resultados En este estudio, de las 5.157 personas encuestadas en la ENS, se incluyeron 4.804 personas con datos válidos para IMC y 4.836 para perímetro de cintura. Las características socio-demográficas, antropométricas y de estilos de vida, según estado nutricional, se presentan en la Tabla 1. Al comparar los individuos de la categoría “obesos” con aquellos clasificados en la categoría “normal”, los obesos tenían un mayor promedio de edad, correspondiendo 67,8% a mujeres. Estos, además, concentraban un mayor porcentaje de individuos con educación básica, una menor prevalencia de fumadores, pero una mayor prevalencia de exfumadores, una mayor prevalencia de inactividad física y un mayor consumo de frutas respecto de los normales. Se destaca, además, que 99,4% de individuos obesos presentaba también obesidad central. En relación a los niveles de actividad física de transporte, sedentarismo y consumo de frutas y verduras, no se encontraron mayores diferencias entre categorías de IMC. Características similares se observaron al comparar los grupos con o sin obesidad central (Tabla 2). En la Tabla 3 se presenta la disminución en el riesgo cardiovascular equivalente a 5% de menor peso corporal, IMC y PC, según sexo, en población chilena. Los resultados indican que por cada 5% menor peso corporal se reduciría en 8% y 9% el riesgo de hipertensión arterial; 9% y 11% el riesgo de diabetes mellitus tipo 2; 23% y 30% el riesgo de síndrome metabólico; 13% y 13% el riesgo de c-HDL disminuido; 16% y 18% el riesgo de TG elevados y en 8% y 10% el riesgo de colesterol total elevado en mujeres y hombres, respectivamente. La reducción del riesgo equivalente a 5% menor IMC fue similar a la reportada para peso corporal. No obstante, por cada 5% menos de perímetro de cintura, el riesgo de hipertensión arterial en mujeres y hombres, respectivamente, disminuiría en 22% y 25%, mientras que para diabetes mellitus tipo 2 la reducción sería equivalente a 21% y 23%, síndrome metabólico 36% y 40%, HDL-disminuido 13% y 18%, TG elevados 25% y 24%, colesterol total elevado 15% y 16%. Rev Med Chile 2017; 145: 585-594


Mayo_2017
To see the actual publication please follow the link above