Page 40

Mayo_2017

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN 586 Índice de masa corporal, perímetro de cintura y factores de riesgo cardiovascular - A. M. Labraña et al Rev Med Chile 2017; 145: 585-594 costo total de atención médica a nivel mundial4. En Chile, se estima que el costo económico asociado a obesidad corresponde a 2,2% del costo total de atención médica, proyectándose a 3% para el año 20305. Mientras que la obesidad representa la segunda causa de años de vida perdidos por muerte o por discapacidad prematura y la sexta causa de muerte a nivel nacional6. Si bien, el IMC es uno de los marcadores de obesidad más utilizados a nivel mundial, por su bajo costo, amplia cobertura e importante asociación con el desarrollo de comorbilidades, enfermedades cardiovasculares (ECVs) y mortalidad1,3,7-12, existen otros marcadores de obesidad, como el perímetro de cintura, que también presenta una alta validez; e incluso algunos estudios sugieren que el perímetro de cintura se asocia a un mayor riesgo de desarrollar ECVs, cáncer y mortalidad total en comparación al IMC13,14. Esto podría ser explicado por diferencias en la distribución de la grasa corporal asociada a ambos marcadores. El perímetro de cintura es un marcador de obesidad visceral o central, el cual se asocia a un mayor riesgo metabólico en comparación a la grasa almacenada en partes periféricas de nuestro cuerpo15 17. Si bien existen otros métodos más precisos para estimar adiposidad corporal (Ej., pliegues cutáneos, imagen por resonancia magnética (MRI scan), densitometría ósea (DEXA) o pletismografía (BodPod)), el IMC y el perímetro de cintura son aún los indicadores antropométricos más utilizados mundialmente. Tomando estos antecedentes en consideración, el objetivo de este estudio fue investigar la asociación entre peso corporal, IMC y perímetro de cintura (PC), con factores de riesgo cardiovascular en población chilena. Materiales y Métodos Diseño de la encuesta La muestra seleccionada comprende a todos los participantes de la Encuesta Nacional de Salud (ENS) 2009-2010 desarrollada entre octubre del año 2009 y septiembre de 2010 en Chile18. El diseño del estudio ha sido descrito en extenso previamente18. Los participantes firmaron un consentimiento informado18. El protocolo de estudio fue aprobado por el Comité de Ética de Investigación de la Escuela de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Mediciones antropométricas y metabólicas Las mediciones antropométricas fueron realizadas por personal entrenado y han sido descritas en extenso en otra publicación18. El peso y talla corporal fueron utilizados para determinar el índice de masa corporal (peso Kg/talla m2). Se clasificó el estado nutricional en base a las recomendaciones de la OMS (Bajo peso: IMC < 18,5; Normal: ≥ 18,5 y < 24,9; Sobrepeso: ≥ 25 y < 30; Obesidad ≥ 30). El perímetro de cintura fue medido en la línea axilar media, en el punto medio entre reborde costal y cresta ilíaca, con cinta métrica en centímetros. Para definir obesidad central se usaron puntos de corte validados para población chilena: ≥ 83 cm para mujeres y ≥ 88 cm para hombres18. Las muestras de sangre de los participantes fueron en ayuno. Los marcadores metabólicos de glicemia, perfil lipídico (triglicéridos, colesterol HDL, colesterol LDL, colesterol total) y presión arterial fueron medidos con métodos estandarizados y previamente descritos en la ENS18. Los puntos de corte utilizados para la detección de enfermedades cardiovasculares fueron los siguientes: hipertensión arterial (PAS ≥ 140 o PAD ≥ 90 mmHg), diabetes mellitus tipo 2 (glicemia en ayuno ≥ 126 mg.dl-1), colesterol total elevado (≥ 200 mg.dl-1), colesterol HDL disminuido (< 40 mg.dl-1 en hombres y <  50 mg.dl-1 en mujeres), triglicéridos elevados (≥ 150 mg.dl-1). El síndrome metabólico se determinó utilizando el criterio de la IDF-ATP18,19, que requiere al menos 3 de los siguientes 5 criterios para su clasificación: presión arterial (≥ 130/85 mmHg), perímetro de cintura elevada (> 88 cm en hombres y > 83 cm en mujeres), colesterol HDL (< 40 mg/dl en hombres o < 50 en mujeres), glicemia elevada (≥ 100 mg.dl-1), triglicéridos elevados (≥ 150 mg.dl-1). Los niveles de actividad física (AF) de la población fueron determinados con el cuestionario internacional de actividad física “Global Physical Activity Questionnaire” (GPAQ v2)20. Los niveles de sedentarismo fueron determinados mediante el autoreporte de tiempo destinado a actividades que involucren estar sentado o reclinado durante el tiempo libre o de trabajo. Se consideró como punto de corte para inactividad física un gasto energético menor a < 600 METs/min/semana20,21. Las características socio-demográficas fueron recolectadas mediante el uso de cuestionarios validados y descritos en extenso en publicaciones previas18.


Mayo_2017
To see the actual publication please follow the link above