Page 30

Mayo_2017

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN Validación puntaje de riesgo TIMI para IAM con SDST - H. Ugalde et al Figura 4. Curva ROC trazada con la mortalidad observada en cada grupo establecido por el riesgo TIMI. Área bajo la curva igual a 0,7. Discusión El 2001, los mismos autores creadores del PR-TIMI para IAMSDST, validaron por primera vez el instrumento en población real, utilizando la base de datos del Tercer Registro Nacional de IAM de Estado Unidos; data consecutiva proveniente de 1.529 hospitales estadounidenses recolectada entre los años 1988 y 20003. De este estudio se concluye que la capacidad discriminativa del instrumento es aceptable, con un ABC general de 0,74, mejor aún para predecir mortalidad en pacientes sometidos 576 a terapia de reperfusión temprana (ABC 0,79), ya sea fibrinólisis o intervención coronaria percutánea. Sin embargo, y considerando que este puntaje se diseñó en base a la población de un ensayo clínico de fibrinólisis, la capacidad predictiva del mismo resultó ser insuficiente en aquellos pacientes con IAMSDST que no se reperfunden; subestimando el riesgo de mortalidad en este grupo3. Desde entonces, el puntaje se ha validado en distintos países; globalizando su uso en la práctica clínica. Por ejemplo, un estudio de validación observacional prospectivo relativamente reciente, de 4.701 pacientes japoneses con IAMSDST; quienes en comparación a la población del estudio TIMI original, eran más jóvenes, tenían más patologías crónicas, mayores índices de severidad del evento y tratamiento más tardío, obtuvo capacidades discriminativas bastante similares a las del estudio previamente comentado, con un ABC de 0,785 y una calibración aceptable al comparar la mortalidad observada respecto a la predicha por el puntaje; concluyendo que el instrumento es efectivo en esta población asiática, para los fines con que fue diseñado4. En la población de pacientes estudiada en el presente trabajo, se puede plantear a simple vista que este indicador efectivamente predice riesgo de muerte intrahospitalaria en estos pacientes; pues al observar la relación entre el PR-TIMI con la mortalidad asociada en cada grupo correspondiente se ve que a mayor puntaje; mayor mortalidad, confirmándose la capacidad predictiva con un ABC significativamente aceptable al trazar la curva ROC. Al comparar nuestros resultados con los del estudio original, surgen algunas diferencias importantes de analizar: Para los pacientes con puntaje ≤ 5 puntos, que corresponden a 78,8% de los individuos estudiados, la mortalidad intrahospitalaria es muy similar a la que se obtuvo en la población estudiada originalmente para la validación de la escala. Sin embargo, para puntajes ≥ 6 puntos el pronóstico cambia significativamente, aumentando la diferencia en el pronóstico predicho en base al estudio original con aquella establecida en este estudio, sobre todo a medida que el puntaje es más alto. Con el fin de intentar explicar estas diferencias, se hace necesario comparar las características demográficas y el manejo terapéutico de la población estudiada. En primer lugar, el estudio TIMI utilizó un subgrupo de los pacientes enrolados en el InTIME II trial incluyendo sólo IAMSDST de 6 o menos horas de evolución, en que sólo 24,3% se trató después de las 4 h; mientras que en este estudio hemos analizado a todos los pacientes del Tabla 3. Distribución de los pacientes según su puntaje de riesgo TIMI al ingreso ≥ 6 o < 6 puntos y su estado al alta (fallecido/no fallecido) Fallecidos PR-TIMI ≥ 6 puntos PR-TIMI < 6 puntos Total Sí 113 (68,07%) 53 (31,93%) 166 No 125 (13,03%) 834 (86,97%) 959 Rev Med Chile 2017; 145: 572-578


Mayo_2017
To see the actual publication please follow the link above