Page 124

Mayo_2017

caso clínico Reducción endoscópica de volumen pulmonar - S. Fernández-Bussy et al Figura 4. Sistema VIDA en la evaluación de integridad de las cisuras. A los 6 meses de seguimiento presenta aumento de TC6M en 62 mts, aumento del VEF1 a 1,35 Lts (57,7%), con reducción del volumen residual a 3,90 Lts (156%) y del puntaje de cuestionario St. George a 53 puntos. Presentando clínicamente disnea mínima al ejercicio. Discusión La reducción de volumen pulmonar endoscópica por VE consiste en la instalación de válvulas endobronquiales unidireccionales que bloquean el ingreso de aire hacia el lóbulo objetivo, pero que permiten su salida. Esto permite que dicho lóbulo se vaya desinflando durante espiraciones sucesivas hasta llegar a la atelectasia lobar total. Para ello es necesario realizar una oclusión lobar completa, cubriendo todos los bronquios segmentarios 670 con válvulas, y las cisuras interlobares deben estar completas. La integridad de las cisuras puede ser evaluado con tomografía de alta resolución y diferentes softwares computacionales como el sistema VIDA®4. Por otro lado, el sistema CHARTIS® permite una evaluación endoscópica de la ventilación colateral5. Es imprescindible que exista ausencia de ventilación colateral para que el tratamiento con válvulas sea efectivo. Hoy en día existen dos tipos de válvulas comercialmente disponibles: VE compuestas de nitinol y silicona (Zephyr®; Pulmonx. Suiza) y válvulas intrabronquiales compuestas por un esqueleto de nitinol en forma de paraguas cubierto de una membrana de poliuretano (IBVs®; Olympus. Japón)3. Existen a la fecha cuatro estudios clínicos aleatorizados que evalúan la eficacia y seguridad de las VE. En el estudio VENT, se aleatorizaron 220 pacientes con enfisema a válvulas versus manejo médico convencional. Tras un plazo de 6 meses se obtuvo un aumento del VEF1 de 6,8% y una diferencia en el test de caminata de 6 min de 5,8% del total de metros recorridos, reportando una mejoría en calidad de vida (todo estadísticamente significativos). Se reportó 10,3% de complicaciones asociadas al procedimiento en el grupo VE y 3,9% en el grupo manejo convencional (sin significancia estadística). Del total de eventos adversos, la exacerbación de la EPOC fue la más frecuente 9,3%, registrándose hemoptisis leve en 6,1% y neumotórax en 4,2% del total de los pacientes6. Análisis posteriores demostraron que en aquellos pacientes con oclusión completa del lóbulo afectado y una cisura interlobar mayor de 90% (cisura entre el lóbulo tratado y los adyacentes en al menos un eje) tienen un mayor beneficio7-9. Pacientes con estos criterios presentaron un aumento de 26% ± 24% del VEF1 y un aumento del 22% ± 38% de TC6M en el seguimiento de la cohorte Euro-VENT a 6 meses9. Una de los principales desafíos es definir aquellos pacientes que van a presentar una cisura interlobar completa, ausencia de ventilación colateral y que se beneficiarían de VE. Existen a la fecha modelos de predicción basados en tomografía axial computada y mediante sistema de medición de cisura con software predictivos (VIDA System®, Brasil). En ambos métodos se puede medir el porcentaje de cisura a nivel del lóbulo target. Se Rev Med Chile 2017; 145: 667-672


Mayo_2017
To see the actual publication please follow the link above