Ancho de distribución eritrocitariacomo potencial biomarcador clínico enenfermedades cardiovasculares

Mayo 2016

artículos de revisión 634 Rev Med Chile 2016; 144: 634-642 Ancho de distribución eritrocitaria como potencial biomarcador clínico en enfermedades cardiovasculares HERNÁN ALCAÍNO1, JOSÉ POZO1,a, MARIO PAVEZ2,b, HUMBERTO TOLEDO1,3 Red cell distribution width as a risk marker in patients with cardiovascular diseases Red cell distribution width (RDW) is a measurement of the variation in size, as well as an index of heterogeneity of erythrocytes, which is used in combination with other hematologic parameters as an aid to the differential diagnosis of hypochromic anemia. RDW could also serve as a biomarker in the diagnosis and prognosis patients with cardiovascular diseases. However, it is unclear whether the increased heterogeneity is the cause or consequence of other pathophysiological conditions such as renal failure, malnutrition, inflammation and oxidative stress, which among other conditions are actively involved in the genesis and progression of cardiovascular diseases. The aim of this review is to show and discuss recent evidence about the role of RDW measurement as an aid in the diagnosis and prognosis of patients with such diseases. Besides being a simple, inexpensive and routinely measured parameter, it could help in the stratification of patients according to their risk in clinical practice. (Rev Med Chile 2016; 144: 634-642) Key words: Biomarkers; Cardiovascular Diseases; Erythrocytes; Prognosis. 1Escuela de Medicina, Campus San Felipe, Universidad de Valparaíso. San Felipe, Chile. 2Laboratorio de Endocrinología Celular, Facultad de Medicina, Universidad de Chile. Santiago, Chile. 3Servicio de Medicina, Facultad de Medicina, Universidad de Valparaíso. San Felipe, Chile. aEstudiante pregrado Medicina, Facultad de Medicina, Universidad de Valparaíso. San Felipe, Chile. bTecnólogo Médico, estudiante Doctorado de Ciencias Biomédicas, Universidad de Chile, Chile. Recibido el 25 de mayo de 2015, aceptado el 3 de diciembre de 2015. Correspondencia a: Hernán Alcaíno Escuela de Medicina, Universidad de Valparaíso, Campus San Felipe. hernan.alcainoo@uv.cl En la actualidad, existen una serie de equipos altamente automatizados que permiten realizar en forma rápida, con bajos costos y eficientemente, un análisis hematológico completo1. Estos hemocitómetros determinan el conteo total de células sanguíneas, entre ellos los glóbulos rojos (GR) o eritrocitos, pero además, permiten medir parámetros muy útiles, obtenidos estadísticamente y que reflejan el tamaño promedio y la variación de estas células1,2. Respecto de lo anterior, los parámetros que identifican estos índices son el volumen corpuscular medio (VCM) y el ancho de distribución eritrocitaria, también denominado en inglés red cell distribution width (desde ahora en adelante lo llamaremos RDW)2,3. Por definición, el RDW describe la variación porcentual (siendo estadísticamente un coeficiente de variación) del tamaño de los GR, donde su fórmula es: desviación estándar/volumen corpuscular medio × 100. Depende de cada laboratorio clínico, pero generalmente, su valor normal va desde 11% a 15,0%4. Por encima de este rango, indica una población de GR heterogénea, es decir, GR grandes y pequeños en la sangre (Figura 1). Tanto una excesiva destrucción como también el déficit de producción de hematíes, conllevan un aumento de su valor4. Este parámetro se introdujo como ayuda al diagnóstico diferencial de las anemias hipocrómicas5; sin embargo, su uso real ha sido limitado a la diferenciación entre betatalasemia y anemia ferropénica, y es casi un parámetro desconocido al que muy pocos clínicos prestan atención al examinar el hemograma6-8. Un valor de RDW menor al límite inferior, no se ha correlacionado con procesos fisiopatológicos ni enfermedades subyacentes y ha sido considerado


Mayo 2016
To see the actual publication please follow the link above