Page 88

Mayo 2016

artículos de revisión Trastorno dismórfico corporal y anorexia nerviosa - R. Behar et al sus familiares25. Conjuntamente, algunas características 630 del TDC y de la personalidad obsesivo compulsiva están presentes hasta en 69% de sujetos con AN26, siendo las tasas del trastorno obsesivo-compulsivo en ellos mucho mayor que el 1,6% encontrado en la población general27. La co-presencia de TDC y de fenómenos obsesivo compulsivos configura una forma particularmente severa del síndrome anoréctico, con mayor deterioro funcional e incidencia de otros trastornos mentales28, reforzando la noción de que el TDC y la AN pertenecerían al conglomerado obsesivo-compulsivo10. En esta línea, Conceição et al detectaron que individuos con TDC comórbido a un trastorno obsesivo-compulsivo presentaron mayores tasas de conductas suicidas y desórdenes del ánimo, alimentarios, por excoriación, ansiedad, hipocondriasis y síndrome de la Tourette. Adicionalmente, el inicio sintomático obsesivo-compulsivo fue precoz, más severo y con menor introspección7. Espectro ansioso El trastorno de ansiedad social y el TDC son dos entidades conceptual y nosológicamente superpuestas: altamente comórbidas, con similar edad de aparición, trayectoria crónica y sesgos cognitivos para interpretar la información social ambigua y negativamente. Además, se ha corroborado que la mejoría del trastorno de ansiedad social se correlaciona significativamente con la del TDC29. Conjuntamente, comparte muchas características con la fobia social, fundamentalmente altos niveles de ansiedad, evitación social, sentimientos de vergüenza e insuficiencia personal con temor al ridículo público, sobre todo en relación a la exposición de la figura corporal30,31, observándose que 40% de los pacientes con TDC cumplen criterios para la fobia, también altamente coexistente en TCA (hasta 55%)26, por lo que se hace hincapié en la búsqueda activa de rasgos fóbicos en poblaciones con TDC y viceversa31. Espectro psicótico Lo delirante en el TDC ha ganado atención recientemente, ya que el nuevo requisito diagnóstico del DSM-5 para el desorden incluye un especificador de introspección. Sin embargo, este fenómeno ha sido raramente estudiado en la AN. Hartmann et al evaluaron el componente delirante en las creencias relacionadas con la apariencia en AN y TDC, exhibiendo este último un nivel delirante significativamente mayor en una escala dimensional y más criterios dicotómicos para creencias delusionales32. Cabe resaltar que la psicofarmacología del TDC delirante es también controversial, como se detallará más adelante. Espectro afectivo Tanto en TDC como en TCA existe un fuerte traslape con trastornos del ánimo, especialmente con la depresión mayor, de inicio temprano y duración más prolongada33, de hecho, co-ocurriría en ambos cuadros más prevalentemente que en la población general24,27,34 (75% de los pacientes con TDC evidenciaría depresión concomitante)24. Al respecto, Didie et al detectaron que hasta 79% de los portadores de TDC poseían antecedentes de abuso (56% emocional, 35% físico y 28% sexual) y negligencia infantil (68% emocional y 33% física), provocando una mayor severidad del desorden35. Trastornos de la conducta alimentaria Kollei et al verificaron en portadores de TCA que 12% padeció de TDC comórbido, alcanzando su prevalencia vital 15%36, sobre todo en aquéllos con un inicio más temprano del TDC, quienes conjuntamente exhibieron mayor incidencia de trastorno límite de personalidad, por uso de sustancias, fobia social y otros desórdenes ansiosos37. La coexistencia de TDC con TCA puede ser de difícil detección, pues la sintomatología se superpone24,38, particularmente con la AN. Al traslaparse ambas afecciones se produce un menor funcionamiento general, mayores niveles delirantes2, de alexitimia (principalmente identificando y describiendo sentimientos)39 y de probabilidad de hospitalización psiquiátrica8. Suicidalidad La teoría interpersonal-psicológica del suicidio señala que conductas catalogadas como físicamente dolorosas, como podría conceptualizarse tanto a la cirugía cosmética como a la alimentación restrictiva, aumentarían los intentos de suicidio40. Se estima que la prevalencia de ideación e intentos suicidas en población con TDC es de 78% y 27%, respectivamente. Los intentos de suicidio se vinculan con creencias delirantes sobre la apariencia, trastorno por estrés post-traumático, por uso de Rev Med Chile 2016; 144: 626-633


Mayo 2016
To see the actual publication please follow the link above