Page 63

Mayo 2016

605 artículos de investigación Validación de un test de para medir alfabetización en salud - M. J. Monsalves et al así como la salud de su familia y favorecer la salud de su comunidad1-3. La carga de enfermedad del siglo XXI se caracteriza por la elevada prevalencia de las condiciones crónicas no trasmisibles. Para los pacientes y familias afectados, el enfoque clínico clásico, paternalista y dependiente no produce los resultados deseados, porque estas enfermedades requieren el empoderamiento y automanejo de situaciones de cada día, por toda la vida. Varios estudios han demostrado que el nivel de Alfabetización en Salud es crítico para el pronóstico de estas enfermedades4,5. A nivel mundial existen varios instrumentos que permiten medir la alfabetización en salud de las personas6-9. La mayor parte de estos instrumentos han sido desarrollados en inglés en contextos diferentes al chileno. Sin embargo, es posible encontrar algunas herramientas que pueden ser utilizados con fines de investigación, clínicos o de planificación de programas en habla hispana. El Short Assessment of Health Literacy for Spanish-speaking Adults (SAHLSA-50) es un instrumento que ha sido diseñado y validado para evaluar la capacidad de leer y entender los términos médicos comunes de un adulto de habla hispana. Este test permite una evaluación rápida y práctica de la alfabetización en salud de personas adultas10. En Chile a la fecha no contamos con un instrumento que permita obtener esta medición. Material y Método Se realizó un estudio de corte transversal a un total de 84 adultos mayores de 35 años de las comunas de Providencia y Cerro Navia, con una media de 59 años de edad, en donde 52,4% es mayor de 60 años. Se aplicó el cuestionario “Short Assessment of Health Literacy for Spanish-speaking Adults” (SAHLSA) con el objetivo de determinar indicadores de validez y confiabilidad del instrumento, posterior a la firma del consentimiento informado. El diseño de estudio se enmarca en un proyecto de investigación de alfabetización en salud realizado por el Instituto de Políticas Públicas en Salud de la Universidad San Sebastián, autorizado por el Comité de ética de la misma institución. Este cuestionario SAHLSA está compuesto por 50 ítems, que permiten dos opciones de respuesta (clave o distractor) más la posibilidad “no sé”. Se aplica mediante un set de tarjetas que incluye el concepto general y las dos opciones de respuesta. El instrumento se aplica por un encuestador entrenado, que vierte los resultados en una planilla estándar. Para la aplicación del cuestionario se capacitó a un grupo de estudiantes universitarios en base a las instrucciones sugeridas por los autores que diseñaron el test10. Para el análisis, primero se realizó un análisis factorial exploratorio para simplificar la compleja y multivariada estructura de los datos, formulando hipótesis acerca de esta, las que luego fueron puestas a prueba con el análisis factorial confirmatorio12. Finalmente, en base a Teoría de Respuesta al Ítem (“Item Response Theory” o “IRT”) se formula un modelo de dos parámetros, el que permite obtener la dificultad (b) y discriminación (a) para cada ítem del cuestionario SAHLSA. El “Análisis Exploratorio de Factores” tuvo por finalidad detectar la existencia de variables latentes12 que se presume constituyen la base de las variables observadas empíricamente, a través de las preguntas del cuestionario13. Con esto se busca reducir la redundancia entre las variables utilizando el menor número posible de factores12. Debido a que el test SAHLSA utiliza variables dicotómicas, se construyó la matriz de correlación del análisis factorial en base a correlaciones tetracóricas14. El “Análisis Confirmatorio de Factores”, permitió confirmar el número de factores latentes y la naturaleza de la estructura de estos en los datos12, específicamente en el modelo formulado, la covarianza de los 50 ítems fue completamente explicada por la varianza del único factor sumada a la varianza de cada ítem en particular. Al aislar la varianza compartida por los 50 ítems, se pudo obtener una mejor medición del factor o variable latente, en este caso la “Alfabetización en Salud”15. Además se estimó el R2, que es análogo al entregado en una regresión lineal, pudiendo cuantificar el porcentaje de varianza de la variable observada que es explicada por el factor o ítem (en cual el indicador es cargado)14. Se utilizó como estimador WSLMV (Weighted Least Squares Mean Variance adjusted), pertinente para variables categóricas14. Se obtuvo diversos índices de bondad de ajuste del modelo planteado, entre estos: el Comparative fit index (CFI) que se relaciona con el grado de correlación presente entre los ítems del cuestionario; el Índice de ajuste Tucker-Lewis (TLI) que penaliza a medida que Rev Med Chile 2016; 144: 604-610


Mayo 2016
To see the actual publication please follow the link above