Caracterización de pacientes hospitalizados con neoplasia activa y diagnóstico de enfermedad tromboembólica venosa mediante la puntuación de Khorana en el Instituto Nacional del Cáncer

Mayo 2016

593 artículos de investigación Rev Med Chile 2016; 144: 593-597 Caracterización de pacientes hospitalizados con neoplasia activa y diagnóstico de enfermedad tromboembólica venosa mediante la puntuación de Khorana en el Instituto Nacional del Cáncer VERÓNICA KRAMER1,a, MACARENA KLEIN3,d, FERNANDO CEVALLOS3,d, MARCELA CÁRCAMO2,b,c Khorama score as a predictive tool for thromboembolic events in high risk patients Background: There is an established relation between cancer and the development of thromboembolic venous disease. Khorana et al developed a predictive score using clinical characteristics and laboratory values to stratify patients according to their risk. Aim: To characterize using Khorana score, patients with active cancer and a diagnosis of thromboembolic disease during hospitalization in an oncology hospital. Material and Methods: Review of records of the pharmacy of the hospital, selecting patients who received heparin in therapeutic doses during their hospitalization. Using laboratory values available in the medical records, the Khorama score was calculated. Results: Twenty seven patients with thromboembolic events, aged 60 ± 2 years (56% males) were selected for the study. Eighty percent of them were catalogued in the intermediate and high risk group according to Khorana score. Conclusions: Khorana score is a simple scale that might be useful to establish early prophylactic measures in patients with high risk for thromboembolic events, especially those with cancer. (Rev Med Chile 2016; 144: 593-597) Key words: Neoplasms; Risk Factors; Thrombosis: Thromboembolism; Venous Thrombosis. 1Centro de Responsabilidad de Cuidados Paliativos. Instituto Nacional del Cáncer. Santiago, Chile. 2Centro de Responsabilidad de Investigación. Instituto Nacional del Cáncer. Santiago, Chile. 3Escuela de Medicina. Universidad Mayor. Santiago, Chile. aFarmacólogo clínico. bMédico Veterinario. Epidemióloga. cMsc. dAlumno de la carrera de Medicina. Recibido el 17 de febrero de 2015, aceptado el 29 de marzo de 2016. Correspondencia a Verónica Kramer Aldunate Av. Profesor Zañartu 1010, Independencia, Santiago. krameraldunate@yahoo.es La enfermedad tromboembólica (ETE), patología que comprende tanto la trombosis venosa profunda como el tromboembolismo pulmonar, es una condición grave que puede llegar a complicar la evolución de los pacientes hospitalizados1. Se estima que esta condición puede afectar entre 5% y 15%2 de este tipo de pacientes, contribuyendo hasta 5% de las muertes que ocurren en un hospital3. La asociación entre el cáncer y la ETE está bien establecida: el riesgo se multiplica por 4 en los pacientes con cáncer. Hasta 20% de los pacientes con cáncer desarrollan ETE, que es reconocida como una de las principales causas de muerte en estos pacientes4-7. Además, existen factores de riesgo asociados para cáncer-ETE, como por ejemplo, el sitio de cáncer, presencia de enfermedad metastásica y el uso de terapia antineoplásica, incluida la quimioterapia, hormonas, cirugía, pacientes ambulatorios u hospitalizados entre otros, lo que a su vez determina las diferentes frecuencias reportadas de ETE, según la población estudiada8,9. Los pacientes con cáncer en tratamiento activo tienen un riesgo mayor de desarrollar ETE,


Mayo 2016
To see the actual publication please follow the link above