Page 33

Mayo 2016

575 artículos de investigación esperado, considerando que en varios estudios se han observado diferencias de hasta 5 a 6 veces y más en distintas regiones del mismo país15. Considerando que el estudio analizó el Servicio de Salud Araucanía Sur, sector geográfico que incluye numerosas ciudades con una alta proporción de población mapuche (Puerto Saavedra 64%, Galvarino 57% y Nueva Imperial 53%)23 y que presenta elevados índices del vulnerabilidad, pobreza24, alta incidencia de factores de riesgo predisponentes de una ECV como la HTA7,25, obesidad y sedentarismo, las tasas de incidencia son esperables20. No está clara la tendencia evolutiva de la mortalidad por ECV en Chile, un estudio de tasas crudas del período 1952-1984, observó una relativa estabilidad de las tasas entre 50 a 60 por 100 mil, llevando a inferir un probable aunque discreto descenso de ésta26. Sin embargo, los registros del INE (Instituto Nacional de Estadísticas), muestran que el impacto relativo de la ECV en la mortalidad general ha aumentado, en 1960 correspondía a 4,7%, en 1965 a 5,8%, en 1970 a 6,91%, en 1975 a 7,92%, en 1990 a 8,9% y en 1995 a 8,6%, siendo, la quinta causa de muerte en el hombre y la tercera en la mujer27. Otros estudios plantean que gracias al advenimiento de nuevas intervenciones la mortalidad por ECV ha disminuido notablemente, lo que deja un número cada vez más alto de sobrevivientes (por el aumento en la esperanza de vida), generando un importante impacto sanitario: más población con déficit funcional y necesidades de rehabilitación, quienes tienen mayor probabilidad de presentar complicaciones asociadas y de mayor gravedad28-29. Si bien, la mortalidad es la variable más utilizada para comparar las tasas de ECV entre países y monitorear los cambios en el tiempo13, algunos autores plantean que las tasas de mortalidad son cuestionables, debido a que la información no es confiable30, fundamentalmente debido a las diferencias en la codificación de los diagnósticos. Conclusión El estudio entrega datos relevantes, considerando que existe limitada información en relación al ECV en esta región geográfica31, teniendo en cuenta la población analizada, el ambiente y los sistemas de salud13, 80% de la población total de la Región de la Araucanía, incluyendo 15 recintos hospitalarios de baja, mediana y alta complejidad, en un período de 10 años. La información recopilada permite complementar y tener una perspectiva actualizada en relación a los egresos hospitalarios de la ECV en una región geográfica con características étnicas y sociales propias. Dentro de las debilidades del estudio, se puede mencionar la ausencia de una monitorización continua de chequeo de ingresos de los códigos (CIE-10) y el no contar con los elementos diagnósticos de imagen para la confirmación diagnóstica, considerando la importancia descrita en relación a la utilización del TAC para la confiabilidad diagnóstica de los tipos de ACV11. Es necesario mejorar los métodos diagnósticos del ECV en el área evaluada, permitiendo con esto realizar comparaciones a nivel nacional e internacional, mejorando la información de la ECV a nivel mundial. Además, para nuevos estudios, es importante considerar todos los criterios propuestos por Malmgrem et al11, esto con la finalidad de estandarizar la información del total de las comunas de la región considerando sus características, situación geográfica y realidad social, aportando con información actualizada que pueda ser comparada a nivel nacional y mundial. Agradecimientos: Los autores agradecen a la Dra. Violeta Díaz, quien participó en la revisión del trabajo, aportando con su experiencia y conocimiento en el área. Referencias 1. Feigin V. Stroke in developing countries: can the epidemic be stopped and outcomes improved? The Lancet Neurology 2007; 6 (2): 94-7. 2. Lavados P, Hoppe W. Stroke units in Chile. Rev Med Chile 2005; 133 (11): 1271-3. 3. Lavados P, Díaz V, Jadue L, Olavarría V, Cárcamo D, Delgado I. Socioeconomic and cardiovascular variables explaining regional variations in stroke mortality in Chile: an ecological study. Neuroepidemiology 2011; 37 (1): 45-51. 4. Salud Md. Atlas de mortalidad por enfermedad cardiovascular en Chile 1997-2003. Santiago: Epidemiología MINSAL, 2003. Egresos hospitalarios por ECV - A. Doussoulin et al Rev Med Chile 2016; 144: 571-576


Mayo 2016
To see the actual publication please follow the link above