Page 140

Mayo 2016

Cartas al Editor / Letters to the Editor tudio resultó ser mucho menor al comparar con otros estudios de población idéntica: 15,9% en Guatemala, 28,1% en Uruguay5, 26,4% en Argentina6. Asimismo al comparar con la prevalencia nacional se encuentra que es menor3. El rango de inicio del tabaquismo se asemeja al estudio realizado por Cheesman et al, esta tendencia se sigue manteniendo al comparar con la investigación de Rivas et al realizada hace 20 años7. El nivel de conocimiento 682 global fue medio esto quizás se deba a las características de la población de estudio, ya que son estudiantes de medicina y conocen las consecuencias que acarrea esta práctica. A modo de conclusión: la prevalencia hallada en el estudio es menor a la prevalencia manejada en el país y a otros estudios en las mismas condiciones, el hábito tabáquico se centra en los cursos superiores y el nivel de conocimiento sobre las consecuencias de tabaquismo en global fue medio. Carlos Miguel Ríos-González1,a 1Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Nacional de Caaguazú, Coronel Oviedo, Paraguay. aEstudiante de Medicina Humana. Referencias 1. World Health Organization. WHO Report on the Global Tobacco Epidemic, 2008: The MPOWER Packaged. Geneva, World Health Organization, 2008. 2. Peruga A, Rincón A, Selin H. El consumo de sustancias adictivas en las Américas. Adicciones Internet. 2002 citado 13 Jun 2015; 14 (2): 227-38. Disponible en: http:// www.adicciones.es/files/Consumo%20de%20sustancias%20 en%20America.pdf 3. Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social. Primera Encuesta Nacional sobre factores de riesgo y enfermedades no trasmisibles, Paraguay 2012. Disponible en: http://www. mspbs.gov.py/v2/10159-Debido-a-alta-prevalencia-de-hbitos no-saludables-registrada-en-el-pas-Salud-solicita-mayor conciencia- 4. Cheesman SS, Suárez N. Tabaquismo en estudiantes de medicina de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Revista Cubana de Salud Pública Internet. 2015 citado 13 Jun 2015; 41 (1): 18-32. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo. php?pid=S0864-34662015000100003&script=sci_arttext 5. Llambi L, Barros M, Parodi C, Blanco L, Esteves E, Cora M, et al. Conocimientos, creencias, prácticas y actitudes con respecto al consumo de tabaco de estudiantes de medicina de primer año en Uruguay, 2009. Rev Méd Urug Internet. 2012 citado 13 Jul 2015; 28 (1): 4-12. Disponible en: http://www.rmu.org.uy/revista/2012v1/art2.pdf 6. Fernández VH, Beligoy ME, Lima YV, Barissi PF. Estudio transversal sobre tabaquismo y su relación con valores espirometricos en estudiantes de tercer año de medicina. Medware Internet. 2015 citado 13 Jul 2015; 15 (3): 1-10. Disponible en: http://www.medwave.cl/link.cgi/Medwave/ Estudios/6124 7. Rivas JF, Cardaci D. Género y tabaquismo en estudiantes de medicina de una universidad Mexicana: 1995. Investigación y Educación en Enfermería Internet. 1997 citado 13 Jul 2015; 15 (2): 71-81. Disponible en: http:// aprendeenlinea.udea.edu.co/revistas/index.php/iee/article/ viewFile/16945/14676 Correspondencia a: Carlos Miguel Rios-González Tte. Fariña y Vice Pte. Sánchez, # 392, Cnel. Oviedo, Paraguay. carlosmigue_rios@live.com Uso de PowerPoint en clases: ¿es necesario estudiarlo? Using PowerPoint in class: Is it necessary to study it? Señor Editor: En la actualidad, la mayoría de clases dictadas se realizan en PowerPoint, siendo esta una herramienta útil y de fácil acceso. Sin embargo, el uso inadecuado del PowerPoint puede afectar la efectividad en la enseñanza1,2. Existen recomendaciones acerca de tipo de fuente, palabras por viñeta y número de diapositivas usadas, que resultan útiles en general para orientar a un uso adecuado de las diapositivas en relación a la densidad de información3, incluso el uso de multimedia se ha encontrado efectividad en la enseñanza4. Por ello analizamos estas características en las diapositivas de las clases dictadas para el primer año de la carrera profesional de medicina humana en la facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en el año 2012. Se analizaron el tipo de fuente, el número de palabras por viñeta y la cantidad de diapositivas de 138 clases de 8 cursos; las características fueron medidas mediante el mismo programa PowerPoint. El número de tipos de fuente varió entre de 1 a 18 para cada clase, 89% tuvo Rev Med Chile 2016; 144: 680-684


Mayo 2016
To see the actual publication please follow the link above