Page 14

Mayo 2016

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN 556 Desarrollo y validación de instrumento de tamizaje de depresión mayor en AP - B. Vicente et al Rev Med Chile 2016; 144: 555-562 que ha mostrado ser poco efectiva18, siendo el uso de instrumentos de tamizaje una alternativa efectiva y de bajo costo. Existen distintos instrumentos de tamizaje. El Patient Health Questionnaire (PHQ), en su versión de 9 preguntas (PHQ-9) tiene una sensibilidad de 0,8 (95% CI 0,71-0,87) y una especificidad de 0,92, (95% CI 0,88-0,95)19. Para la versión de 2 preguntas (PHQ-2) ha mostrado una sensibilidad de 0,81 (0,75-0,84) y una especificidad de 0,76 (0,74-0,78)20. La versión validada en Chile tiene una sensibilidad de 0,88 y una especificidad de 0,9221. El Cuestionario General de Salud de Goldberg tiene una sensibilidad de 76% y una especificidad de 73%22, mientras que el Self Report Questionnaire (SRQ-20) tiene una sensibilidad y especificidad de 74% y 77%, respectivamente22. Guías clínicas estadounidenses y canadienses recomiendan el uso de instrumentos de tamizaje de depresión en atención primaria; en cambio, en el Reino Unido no, ya que no se ha encontrado evidencia de que pacientes sometidos a tamizaje tengan mejores resultados que quienes no se identifican de esta manera, cuando son tratados con las mismas terapias23. En Chile no se dispone de estudios que permitan recomendar o rechazar la utilización de instrumentos de tamizaje. Sin embargo, los organismos gubernamentales han decidido su implementación en atención primaria24. El objetivo de este estudio fue desarrollar un instrumento de tamizaje de depresión, de fácil aplicación a partir del estudio de una muestra de personas consultantes en atención primaria. Los proyectos FONDEF y FONDECYT que hicieron posible el presente trabajo contaron con la aprobación del Comité de Ética de la Facultad de Medicina de la Universidad de Concepción. Material y Método Se trata de un estudio descriptivo, transversal, realizado en el marco de una investigación cuyo objetivo era desarrollar un índice de riesgo para predecir la incidencia de un episodio depresivo en pacientes que consultan en centros de atención primaria y que correspondió al estudio nacional del proyecto multicéntrico PREDICT-D25. Todos los usuarios fueron seguidos durante doce meses, con evaluaciones cada seis, para detectar los casos incidentes26,27. Secundariamente, se identificó al conjunto de variables asociadas a la presencia de un episodio depresivo al inicio del estudio y se formuló un modelo para identificar la presencia de depresión en línea base, lo que permitió construir el instrumento de tamizaje aquí presentado, cuyo rendimiento fue posteriormente evaluado sobre la misma muestra en el seguimiento a los seis meses. Participantes Se estimó un tamaño muestral de 3.000 sujetos, suficiente para ser representativo de la población consultante y que permitiera alcanzar el poder estadístico necesario para dar validez al producto final de ese estudio. Se seleccionaron aleatoriamente diez centros de atención primaria en salud (APS) de la Provincia de Concepción. Se estimó el tamaño de muestra de cada uno y su distribución por sexo, en base en las características de la población atendida por cada dispositivo durante el año previo. Fueron ingresadas al estudio personas de ambos sexos, de entre 15 y 75 años, que solicitaban atención espontánea por morbilidad general durante el último trimestre del año anterior. No se consideraron pacientes que acudían por consulta en programas específicos, sean crónicos u otros, a no ser que hubieran sido derivados desde el programa a consulta médica por alguna otra patología. Como criterio de exclusión se consideró la inhabilidad para entender el idioma local, dado que era un estudio multicéntrico, la presencia de psicosis, demencia o de una enfermedad física incapacitante, de acuerdo a lo registrado en la historia clínica del paciente. Procedimiento El proceso de selección contempló el ingreso de pacientes durante doce semanas, a partir del registro de usuarios a ser atendidos en cada centro cada día. Cada caso era seleccionado por un funcionario previamente capacitado, usando una tabla de números aleatorios. Identificado el usuario, se le asignaba un entrevistador, quien lo contactaba durante la semana y coordinaba la primera entrevista, cara a cara, en el mismo centro o en el hogar del entrevistado. En esta entrevista el paciente era informado del estudio e invitado a participar. Si accedía, firmaba un formulario de consentimiento informado y,


Mayo 2016
To see the actual publication please follow the link above