Page 92

Marzo_2017

artículo de revisión Uso terapéutico de cannabis - M. Avello et al Tabla 2. Algunas aplicaciones terapéuticas de cannabis y sus derivados Categoría terapéutica Potenciación cannabinoide A Tratamiento complementario Analgésico Trastornos espásticos Náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia Síndrome caquéctico-anoréxico en pacientes con SIDA o cáncer terminal Las aplicaciones terapéuticas para cannabis y sus derivados son muy amplias; se describen acciones 362 agonistas y antagonistas cannabinoides. Por las manifestaciones adversas y efectos sicoactivos, los agonistas cannabinoides se han descrito como tratamiento complementario para algunas patologías (Tabla 2A). Para otras (Tabla 2B), existen mejores tratamientos o son campos nuevos de investigación21. Mientras que para los antagonistas cannabinoides, cuyo representante natural es el CBD, se han propuesto ciertas acciones como tratamiento para la obesidad, dislipidemias y adicciones, entre otras22,23. Para evitar efectos adversos y sicoactivos se están diseñando análogos sintéticos que permitan mejorar la efectividad terapéutica. Se propone el uso de agonistas CB1 que no crucen la barrera hemato encefálica, agonistas selectivos CB2, manipular el sistema endocannabinoide minimizando la aparición de efectos adversos, o desarrollar nuevas vías de administración24. No todos los cannabinoides comparten las mismas características químicas. Si bien son productos de una misma ruta metabólica tienen grupos funcionales y cadenas carbonadas que los hacen diferentes. Es así como los cannabinoides tipo THC, son más lipofílicos, tienen una acción central importante y son los principales fármacos que actúan sobre el receptor CB1. Mientras que otros como el CBD, se encuentran en forma de derivados carboxílicos, acompañados de sus homólogos de cadena lateral más corta lo que les confiere menos lipofilicidad y más acción periférica. En respuesta a estas características y afinidad por los receptores CBs, se han descrito diversos efectos biológicos en blancos específicos25-27. Uno de los aspectos controversiales de cannabis tiene que ver con su efecto negativo sobre el aprendizaje, particularmente en individuos jóvenes expuestos a ella. En un estudio reciente31, se evaluó el efecto del consumo de marihuana en 28 adultos jóvenes, los cuales fueron estratificados en consumidores tempranos y consumidores tardíos. En los individuos con consumo temprano se observó mayor lentitud en el aprendizaje de palabras, pero no se observaron efectos amnésicos. Interesantemente, el número de palabras aprendidas fue similar entre el grupo control y el de inicio tardío. Este mismo año en otro estudio32 en primates no-humanos, en los que evaluaron el efecto del THC, anandamida, URB597 (inhibidor de la amido hidrolasa de ácidos grasos, FAAH) y metanandamida (análogo metabólicamente estable de anandamida), sobre el aprendizaje, flexibilidad cognitiva, memoria a corto plazo, atención, y motivación. Ellos observaron alteraciones cognitivas las que, en orden de importancia se reflejaron en una disminución de la capacidad discriminativa, aprendizaje, flexibilidad y memoria a corto plazo. No obstante, dichos efectos no se observaron para la anandamida y URB597. Además, los derivados metabólicamente estables no afectaron la atención, lo que sugiere que tendrían ventajas terapéuticas para su futuro uso clínico. Uno de los efectos más apreciados de cannabis en terapia, según lo mostrado en la Tabla 2A, sería el efecto analgésico21,28-30. Cannabis y dolor Cannabis y sus derivados son capaces de bloquear o inhibir la transmisión del impulso nervioso a varios niveles. Esta actividad farma- B No se consideran tratamientos complementarios por existir otros mejores Glaucoma Trastornos inflamatorios del tubo digestivo Ansiedad, depresión Patología tumoral Neuroprotección Rev Med Chile 2017; 145: 360-367


Marzo_2017
To see the actual publication please follow the link above