Page 85

Marzo_2017

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN 355 Benzodiazepinas en adultos mayores en América Latina - S. Gómez et al Tabla 2. Porcentaje de AM tratados con BZD según indicación Alvarenga et al., luego de ajustar por variables como edad, estado civil, escolaridad e ingresos, concluyeron que el género femenino era la única variante que se asociaba en forma independiente a consumo de BZD (OR 1,93; IC 95% = 1,51-2,46)17. En un nuevo estudio, el mismo autor evidenció una asociación positiva entre ser mujer y uso de BZD (OR 1,48, IC 95% = 1,16-1,89)23. Lima et al., observaron una asociación similar (OR 2,2, IC 95% = 1,1-4,5, p = 0,02)31, mientras que Brunoni et al., en un análisis bivariado, objetivaron una relación significativa entre género femenino y uso de BZD (OR 2,0, IC 95% = 1,68-2,41, p < 0,001), la que dejó de ser significativa al analizarlo de forma multivariada25. b) Edad Al analizar la edad de los pacientes consumidores de BZD, se confirma su alto uso en AM. Alvarenga et al., mostraron que la prevalencia de uso de BZD aumentó significativamente (p < 0,001) con la edad en hombres, incrementándose de 11,6% en usuarios de 60-69 años, a 13,5% en usuarios de 70-79 años, hasta 28,6% en mayores de 79 años, siendo significativa la diferencia con p < 0,001. El consumo de BZD en mujeres en este mismo estudio no difirió en los distintos grupos etarios (p = 0,53)17. Por otro lado, Sánchez y cols., que estudiaron 79 consumidores de BZD en mayores de 60 años, observaron que el grupo etario de mayor consumo fue el de 60-64 años, con 50,6% del total, seguido del rango etario de 65-69 años, con 30,4%38. Huf et al., cuya población correspondió solamente a mujeres AM, evidenciaron que las usuarias crónicas de BZD se concentraban en el rango etario de 70-74 años (44,7%), seguido por el rango de 65-69 años (40,4%)30. Por otra parte, Busto et al., concluyeron que los pacientes con edad igual o mayor a 60 años corresponden a 19,5% del total de consumidores adultos de BZD36. Brunoni et al., obtuvieron como resultado que el riesgo de uso de BZD aumentaba con la edad, con un OR 2,97 (IC 95% = 2-4,3, p < 0,001) en análisis multivariado y OR 3,48 (IC 95% = 2,54-4,76, p < 0,001) en análisis bivariado, para el rango de 65 a 75 años25. c) Nivel socioeconómico (NSE) Tres de los estudios revisados analizaron la relación existente entre consumo de BZD en AM y NSE17,25,36. Ninguno de ellos encontró asociación significativa entre ambas variables. Sin embargo, Brunoni et al., reportaron que poseer seguro médico privado se relaciona en forma positiva con el uso de BZD (OR 2,09, IC 95% = 1,6-2,6, p < 0,001)25. Indicación Rojas, 2010 n (%) (pacientes ambulatorios) Spanemberg, 2011 n (%) (pacientes ambulatorios) Sánchez, 2010 n (%) (pacientes que asistieron a servicio de urgencias) Alvarenga, 2008 n (%) (pacientes en población de AM no consultante) Síntomas depresivos - 22 (31,4%) - - Hipertensión - - 9 (11,4%) - Ideas suicidas - 16 (22,9%) - - Ansiedad - 8 (11,4%) 43 (54,5%) 267 (76,7%) Convulsiones - - - 44 (12,6%) Insomnio - - 23 (29,1%) 37 (10,7%) Manejo conductual (agresividad, trastornos 88 (100%) 10 (14,3%) - - cognitivos) Síntomas psicóticos - 6 (8,6%) - - Otras - 8 (11,4%) 4 (5%) - AM: Adultos mayores. Rev Med Chile 2017; 145: 351-359


Marzo_2017
To see the actual publication please follow the link above