Page 61

Marzo_2017

Actividad física, obesidad y autoestima en escolares - F. Z urita-Ortega et al Estimaciones SE CR p Estimaciones IMC <-- Fuerza (DINA) 0,087 0,019 4,611 *** 0,185 IMC <-- VO2Max -1,993 0,185 -10,758 *** -0,577 IMC <-- Salto -0,084 0,008 -10,717 *** -0,433 NIVELPAQC <-- IMC -0,161 0,007 -23,198 *** -0,715 HorasAF <-- IMC -0,148 0,014 -10,571 *** -0,484 HorasAF <-- NIVELPAQC 0,343 0,062 5,541 *** 0,254 Autoestima <-- IMC -0,829 0,068 -12,143 *** -0,368 Autoestima <-- HorasAF 0,941 0,195 4,815 *** 0,128 Autoestima <-- NIVELPAQC 5,024 0,283 17,783 *** 0,503 Fuerza (DINA) <--> Salto 81,344 7,198 11,301 *** 0,575 VO2Max <--> Salto 15,217 1,082 14,062 *** 0,791 Fuerza (DINA) <--> VO2Max 6,245 0,445 14,026 *** 0,787 PR: Pesos de regresión; PER: Pesos estandarizados de regresión; SE: Estimación del error; CR: Ratio crítico. 331 artículo de investigación Tabla 1. Pesos de regresión y pesos estandarizados de regresión del modelo Relación entre variables PR PER menor capacidad de salto. Además, el consumo de oxígeno es el predictor con mayor efecto (-0,577) seguida de la potencia del salto (-0,433). Por el contrario, la dinamometría manual, referida a la fuerza de prensión manual, muestra una relación directa y positiva con el IMC, aunque el peso de regresión es bastante bajo. Además, las tres variables predictoras se correlacionan significativamente de forma directa y positiva (0,791; 0,575; 0,787). En el segundo nivel del modelo podemos observar una relación directa y negativa entre el IMC y el nivel de AF (NIVELPAQC), las horas dedicadas a la actividad deportiva y el nivel de autoestima. Debemos destacar el peso de regresión asociado al nivel de AF (-0,715), revelando un aumento del IMC cuando disminuye la práctica de AF. Se observa una relación similar entre el IMC y las horas de AF (-0,484) y el nivel de autoestima en los adolescentes (-0,368). Esta última relación revela que un IMC alto se asocia a niveles bajos de autoestima, explicando 81% de la varianza. Aunque tampoco podemos obviar el 51% de la varianza explicada entre el IMC y la AF. Finalmente, el nivel de AF (NIVELPAQC) se relaciona directa y positivamente (0,503) con la autoestima, aunque la relación indirecta a través del número de horas dedicadas a la AF es menor (0,03 = 0,254* 0,128). Estos valores muestran que la relación entre el nivel de AF y la autoestima de manera directa es mayor que de manera indirecta, a través de las horas dedicadas a la actividad deportiva (Tabla 1). La evaluación del ajuste del modelo reveló una bondad de ajuste adecuada en la mayoría de los índices. El chi-cuadrado presenta un valor asociado de p significativo (χ2 = 315,419; gl = 9; p = 0,001), aunque debemos de tener en cuenta que este estadístico, como índice, no tiene límite superior. De este modo, no puede interpretarse de manera estandarizada, además del problema que plantea su sensibilidad al tamaño muestral. Por ello, se emplean otros índices de ajuste estandarizados que son menos sensibles al tamaño de la muestra24. El índice comparativo de ajuste (CFI) que presenta un valor de 0,911 indica un ajuste aceptable25. El valor del índice de incremento de ajuste (IFI) también obtiene valores aceptables (0,912)26. El índice de ajuste normalizado (NFI) obtiene valores superiores a 0,909 lo que también indica un ajuste aceptable. Por último, el valor de RMSEA es inferior a 0,08, lo que indica un ajuste aceptable (0,068) a los parámetros establecidos27. En suma, se observa un buen ajuste del modelo a los datos empíricos. Rev Med Chile 2017; 145: 327-334


Marzo_2017
To see the actual publication please follow the link above