Page 106

Marzo_2017

artículo especial pediátricos y 10 de adultos. Tanto adolescentes como cuidadores y profesionales de salud provenían 376 en cantidades equivalentes de ambos centros de salud. A continuación se detalla el modo específico en que estos lineamientos generales fueron implementados en esta investigación particular, lo cual nos permitirá luego discutir los rendimientos que la investigación cualitativa puede tener para la investigación en salud. La base de un estudio cualitativo: un equipo plural Un aspecto fundamental del proceso de investigación cualitativo fue la conformación del equipo de investigación: médicos, enfermeras y psicólogos con diversidad de trayectorias profesionales y de investigación. Esta diversidad permitió dar mayor rigor a todo el proceso investigativo, desde la producción de datos hasta el análisis, siguiendo las propuestas de Denzin15 y Cornejo, Besoain y Mendoza16 relativas a la triangulación como criterio de rigor metodológico. Se trata de dar rigor al proceso de investigación cualitativo a partir de la inclusión de una diversidad de miradas y ópticas hacia el objeto de estudio, que permita una contraposición y comparación entre perspectivas, lo cual otorga densidad a los análisis. En particular, la diversidad disciplinaria, generacional y de género de nuestro equipo fue una apuesta metodológica que permitió ampliar los márgenes de la reflexión, haciendo parte de la escena investigativa con actores estrechamente vinculados al objeto de estudio (como fue el caso de los investigadores vinculados a medicina) y actores más distantes del fenómeno, pero con formación en las metodologías y los procesos adolescentes (como fue el caso de los psicólogos y psicólogas miembros del equipo). Dispositivos metodológicos reflexivos Bajo sus diversas formas o condiciones, el encuentro entre investigador y participante en la investigación cualitativa constituye una práctica interpretativa, activa, reflexiva y dialogada16. Desde la epistemología cualitativa los datos son co-creados en el diálogo. Tal como señalara Denzin15, en este encuentro se producen textos o palabras que tienen un carácter performativo, en la medida que traen a escena los mundos del investigador y el participante. Así, el encuentro entre investigador Investigación cualitativa en salud - P. Bedregal et al y participante es una práctica reflexiva entre dos actores que crean un mundo, donde todas sus dimensiones deben ser objeto de interpretación. La entrevista transcrita es inseparable de las condiciones bajo las cuales fue producida y su consideración es indispensable para comprender adecuadamente los resultados. Lo anterior otorga a los procesos de producción y análisis de datos cualitativos un carácter particular. La investigación cualitativa ha compartido como característica distintiva la consideración de la subjetividad como característica del saber y del pensar científico17. Esto significa que todo conocimiento está inevitablemente afectado por las características del investigador. Para enfrentar la pregunta sobre cómo traducir a herramientas metodológicas la consideraciones de la subjetividad del investigador y ponerla al servicio de la investigación, diversos autores, tales como Russel & Kelly18 y Cornejo, Besoain y Mendoza16, coinciden en que la clave está en la reflexividad. Esta ha sido definida como un ejercicio constante del equipo de investigación orientado a conseguir un entendimiento amplio y lúcido del proceso a través del cual se lleva a cabo la investigación. Se trata de volver al investigador y su actividad como objeto de análisis, de modo de desarrollar una conciencia crítica respecto de la acción del investigador. En nuestra investigación generamos un dispositivo metodológico atento a estas consideraciones sobre la reflexividad, desde la producción de datos hasta las fases de análisis y escritura. La producción de datos fue realizada en etapas. En un primer momento se realizó una etapa piloto, que contempló la realización de entrevistas a dos adolescentes y dos cuidadores, provenientes de ambos centros de salud. Tras la realización de un análisis preliminar de las entrevistas se ajustaron los guiones de entrevista. En un segundo momento se realizó el resto de las entrevistas en tres subequipos simultáneos –de adolescentes, padres y profesionales de la salud– en ambos centros de salud. Cada subequipo se reunió quincenalmente para discutir ajustes a los guiones de entrevista, evaluar que el material producido fuera dando cuenta del fenómeno de interés y realizar análisis preliminares. La realización de estas entrevistas fue acompañada por la implementación de “dispositivos de escucha”16, esto es, dispositivos para el registro de aquello que no queda contenido en la transcripción de la entrevista (aspectos no ver- Rev Med Chile 2017; 145: 373-379


Marzo_2017
To see the actual publication please follow the link above