Page 90

Marzo 2016

ARTÍCULO DE REVISIÓN MicroRNAs: Marcadores en DM2 y ejercicio - N. Gómez-Banoy et al Tabla 2. Respuesta de miRNAs a ejercicio físico agudo aeróbico evidencia un reclutamiento de variedad de tejidos y aumento en las concentraciones de varios tipos de miRNAs. Se podría sugerir que estas moléculas son secretadas selectiva y activamente por los tejidos, y podrían jugar un papel fundamental en la regulación fisiológica del ejercicio físico aeróbico. Fisiología de microRNAs circulantes con el ejercicio físico En diferentes estudios se han identificado diferentes patrones de miRNAs circulantes dependiendo 360 del tipo de ejercicio físico y del tipo de personas que lo realizan. El análisis del ejercicio aeróbico y los patrones de miRNAs circulantes ha mostrado resultados interesantes. Baggish reportó elevación de miR-146 y miR-221 en respuesta a ejercicio aeróbico exhaustivo en bicicleta, con incremento progresivo de la intensidad35. En un segundo estudio, se observó incremento del miR-146 en respuesta a una maratón40. Por otro lado, Nielsen y cols., reportaron disminución de los mismos miRNAs posterior a ejercicio en bicicleta estática a 65% del consumo máximo de oxígeno (VO2max) durante 1 h39. El miR-146 es una molécula reguladora del sistema inmune innato, y entre sus proteínas blanco se encuentra al factor 6 asociado al receptor del factor de necrosis tumoral (TRAF6) y las quinasas 1 y 2 asociadas al receptor de interleuquina 1 (IRAK 1 y 2)41, mientras que el miR-221 es importante en la regulación de angiogénesis42. Las diferencias de los resultados entre los estudios mencionados podría ser explicada por la intensidad de ejercicio físico realizado, mucho mayor en los estudios de Baggish. Por otro lado, el miR-126 ha presentado resultados contradictorios. Ulheman y cols., reportaron su elevación36 en ejercicio físico aeróbico a distintas intensidades, mientras que en su segundo estudio Baggish no observó cambios de esta molécula40. Es evidente que el ejercicio físico aeróbico induce cambios en miRNAs de inflamación y angiogénesis, y esto está directamente implicado en la adaptación fisiológica del organismo a la actividad física (Tabla 2). Como se mencionó antes, llama la atención la elevación de algunos marcadores de músculo esquelético con el ejercicio aeróbico. Nielsen39 reportó elevación importante, aunque no significativa, de mio-miRNAs en los tiempos 0, y tres horas después del ejercicio. Baggish40 y Mooren43 reportaron elevación de miRNAs de músculo esquelético. Es muy interesante observar que en estos 3 estudios, la maratón fue el ejercicio realizado, caracterizado por alta intensidad, duración Estudio miRNAs de músculo esquelético miRNAs de inflamación miRNAs de miocardio miRNAs hepáticos miRNAs de angiogénesis/ endotelio Baggish27 miR-133 ↔ ↑ miR-21 AE ↑ miR-146a AE y DE ↑ miR-222 AE y DE ↑ miR-221 AE Uhleman28 ↑ miR-126 Nielsen31 ↑ miR-1, miR-133a, miR-133 Tres HD ↑ miR-146a ↑ miR-223 Una HD ↓ miR-151-5p en T0 ↑ miR-145, miR-143 Una HD ↓ miR-221 Baggish3 ↑ miR-1, miR-133 en T0 miR-499-5p ↔ ↑ miR-146 ↑ miR-208 miR-126 ↔ Mooren33 ↑ miR-1, miR-133, miR-206 en T0 miR-21, miR-155 ↔ ↑ miR-208b, miR-499 en T0 Siglas: AE: antes de entrenamiento; DE: después de entrenamiento; HD: horas después; T0: tiempo 0. ↑: elevación significativa. ↓: disminución significativa. ↔: no presentó cambios. Rev Med Chile 2016; 144: 355-363


Marzo 2016
To see the actual publication please follow the link above