Page 82

Marzo 2016

Art ículos de Investigaci ón Evaluación nutricional en escolares de ciudad fronteriza - M. A. Aviña-Barrera et al en el IMC-puntaje Z, más elevado en comparación a los años 2005 y 2013 de ambos géneros (niños p = 0,008, 0,000; niñas p = 0,000, 0,000 respectivamente). 352 Sin embargo, el bajo peso y sobrepeso no presentaron diferencias, como se muestra en la Figura 2. Discusión En nuestro estudio se detectó un descenso de 8,56 puntos porcentuales en sobrepeso/obesidad del año 2008 (53,9%) al 2013 (45,4%), sin embargo, sigue siendo una elevada prevalencia comparado con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición Tamaulipas 2012 (ENSANUT Tamaulipas 2012) que presenta una prevalencia de sobrepeso/obesidad de 38,9%16; así mismo datos de la Encuesta Nacional de Salud en Escolares, 2008 mencionan que en Tamaulipas 40 de cada 100 escolares de género masculino presentan este estado nutricional17, cifra menor a la observada en la ciudad de Reynosa para el mismo año en el presente estudio. En el Noroeste de México (Tijuana, Baja California) frontera con California-EUA, se reportó asociación significativa de los niños que cruzaban frecuentemente a EUA con la obesidad (36%), dicha prevalencia fue mayor a la nacional18 y a la reportada en el presente estudio en los 3 años de evaluación, consecuentemente los escolares fronterizos se encuentran en un punto crítico de atención para evitar que esta prevalencia continúe o incremente. En otro estudio realizado en el Noreste de México (Matamoros, Tamaulipas) frontera con Brownsville, Texas (EUA) se reportó mayor porcentaje de adolescentes en frontera del lado americano con riesgo de sobrepeso (17,2%) que estudiantes del lado mexicano (14,8%) y el porcentaje que ya tenía sobrepeso fue igual en ambos lados (16,9%)19 es por ello que la atención en edad escolar es imprescindible para que las prevalencias en edades posteriores sean menores. Vilchis-Gil y colaboradores por su parte, encontraron que la diferencia del estado nutricio entre niños con obesidad y eutróficos radica en los malos hábitos de los primeros, como omitir el desayuno, comprar comida en la escuela, y el consumo de alimentos grasos y bebidas azucaradas20. Mientras que en EUA, Ogden y colaboradores encontraron una prevalencia de obesidad de 34,2% en escolares en los años 2011-201221. Para el caso de México, fue de 34,4% según la ENSANUT 201222, cifra similar a la de EUA con quien se comparte frontera. A partir de la problemática nutricional, en México algunas Instituciones crearon diversos programas y políticas de intervención a nivel nacional, estatal y municipal dirigidos, en un principio, a contrarrestar el hambre (Programa Oportunidades y Desayunos escolares)23. Sin embargo, en México se ha observado un importante cambio en el estado nutricional caracterizado por el aumento en el consumo de alimentos con bajo valor nutritivo, comidas “rápidas” y productos alimenticios estadounidenses de fácil importación, altamente calóricos y de frecuente adquisición por escolares24 observándose la coexistencia del binomio desnutrición-obesidad por lo que se desarrollaron estrategias como el Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria (ANSA) y programas como “Escuela y Salud”12. Debido a que México continua ocupando uno de los primeros lugares en la prevalencia del sobrepeso/obesidad a nivel mundial, se puso en marcha desde el año 2013, una de las estrategias gubernamentales más amplias para hacerle frente a dicha problemática que incluye la sensibilización y el uso de medidas fiscales y regulatorias25. En conclusión el presente estudio, a través de las mediciones corporales, mostró cambios en el estado nutricional manifestados del año 2005 al 2008 en el aumento de la prevalencia sobrepeso/ obesidad. Sin embargo, a partir del año 2008 al 2013 se refleja un descenso que, de manera indirecta, se pudiera relacionar con la efectividad de estrategias y programas implementados a partir de 2010 en el país dirigidos a contrarrestar la sobrealimentación. No obstante, se recomienda hacer un estudio de carácter directo hacia los programas implementados usando indicadores que evalúen su impacto. Las limitaciones del estudio son: ser transversal, con evaluaciones realizadas en tres tiempos diferentes lo que impide valorar el cambio nutricional en la misma población; por costos económicos de seguimiento no fue posible realizar un estudio longitudinal. Este estudio aporta información sobre los cambios en el estado nutricional en una ciudad fronteriza entre EUA y México que, comparado a nivel nacional e internacional, mediante la preva- Rev Med Chile 2016; 144: 347-354


Marzo 2016
To see the actual publication please follow the link above