Page 78

Marzo 2016

Art ículos de Investigaci ón 348 Evaluación nutricional en escolares de ciudad fronteriza - M. A. Aviña-Barrera et al Rev Med Chile 2016; 144: 347-354 municipio de Reynosa10. Debido a la transferencia de población en la región de la frontera, la salud de los texanos que viven en esta área requiere intervenciones y estrategias basadas en la colaboración binacional. Sin embargo, cada país tiene sus propias políticas y prácticas de salud11. En México se han realizado algunos esfuerzos por implementar programas nutricionales basados en la educación y promoción para la salud tales como el programa de Acción Específico 2007-2012 Escuela y Salud, Oportunidades, y el Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria12 destacando la necesidad de educar en alimentación saludable a los niños desde la educación pre básica considerando estrategias que involucren a niños, sus padres y profesores13. El objetivo de esta investigación fue evaluar el estado nutricio en los escolares de una ciudad fronteriza mexicana en los años 2005, 2008 y 2013, lo cual permite evaluar, de manera indirecta, la efectividad de los esfuerzos en políticas de salud alimentaria. Material y Métodos El presente estudio se realizó en Reynosa, Tamaulipas que contaba en los años 2005 a 2013 con una población escolar de educación básica de 140.000 a 142.000 niños por ciclo escolar9. Es un estudio transversal comparativo integrado por escolares de 7 a 12 años seleccionados en tres diferentes tiempos: 2005, 2008 y 2013 y evaluados en los meses de septiembre-noviembre. Se realizó un muestreo por conglomerados bietápico, para la selección de las primarias y de los niños de cada grado escolar. En la primera etapa se seleccionaron 28 primarias ubicadas en diferentes sectores y zonas escolares de 119 registradas en la lista oficial de primarias -turno matutino- de la secretaría de educación pública (SEP). En la segunda etapa se seleccionaron aleatoriamente 5 niños de cada grado escolar (primero a sexto grado) con técnica de sustitución en caso de que alguno no aceptara participar en el estudio y exclusión de alumnos con alguna discapacidad que pudiera alterar su estado nutricio. En los tres cortes de tiempo se utilizaron iguales métodos de selección y exclusión de muestra, así como la autorización para las mediciones corporales tanto de las instituciones seleccionadas, como del niño y del padre o tutor por medio de una firma de consentimiento informado, aprobado por el comité de ética de la Unidad Académica Multidisciplinaria Reynosa-Aztlán perteneciente a la Universidad Autónoma de Tamaulipas. La recopilación de los datos se realizó mediante entrevistas con los padres que autorizaron la evaluación y, para las mediciones antropométricas de los escolares, se aplicaron técnicas reportadas por la Norma Oficial Mexicana NOM-031-SSA2-1999, titulada atención a la salud del niño14 y la Norma Oficial Mexicana NOM-043-SSA2-2012, de Servicios básicos de salud, Promoción y educación para la salud en materia alimentaria y Criterios para brindar orientación15. El material utilizado fue una báscula marca Tanita modelo BF-689 para el peso corporal; un estadiómetro SECA 213 para la estatura y una cinta de fibra de vidrio marca SECA 200 para circunferencia de cintura. Para diagnosticar el estado nutricio se utilizó el puntaje Z del índice de masa corporal (IMC). Clasificándose con los puntos de corte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para 5 a 19 años de edad consideradas como bajo peso (≤ -2 DE); peso normal (-1,99 DE ≤ 1 DE); sobrepeso (> 1 DE ≤ 2 DE); obesidad (> 2 DE). Análisis estadístico Se calculó el puntaje Z con el programa WHO Anthro Plus v1.0.4, 2007 y para el procesamiento de datos se utilizó la versión 7 del software Statistica. Los datos se analizaron utilizando estadística descriptiva y la prueba factorial ANOVA seleccionando como variable dependiente el puntaje Z-IMC y como factores categóricos, el año y género, con el fin de identificar si existían diferencias en el estado nutricional entre los tres años evaluados (2005, 2008 y 2013) y una prueba post hoc de Bonferroni para observar en que grupos se presentaron diferencias, considerando como estadísticamente significativo un valor p < 0,05. Los resultados obtenidos en gráficas o tablas se expresan en números y porcentajes. Resultados Se evaluaron 840 alumnos por año sumando una muestra total de 2.520 escolares en los tres años, su distribución por edad y género se muestra en la Tabla 1, donde se observa la mayor proporción de población constituida por niñas; 51% (2005), 51,8% (2008) y 52,4% (2013).


Marzo 2016
To see the actual publication please follow the link above