Page 48

Marzo 2016

Art ículos de Investigaci ón 318 Acceso a colecistectomía en Chile - C. Bay et al Rev Med Chile 2016; 144: 317-324 biliar (CVB). Se acepta que la CL es el principal factor de riesgo para desarrollar CVB5. Chile posee además una de las tasas de mortalidad por CVB más altas del mundo, siendo actualmente la segunda causa de muerte oncológica entre las mujeres chilenas6. El CVB es en general de diagnóstico tardío y de mal pronóstico. Sin embargo, los CVB incipientes diagnosticados en forma incidental en colecistectomías (CCT), tienen una sobrevida cercana al 90% a cinco años7-11. Dado que la CL sintomática es el principal factor de riesgo de CVB, la CCT oportuna ha sido propuesta como la principal estrategia de prevención primaria de CVB11-14. No obstante, no existe evidencia directa de la efectividad de programas de tamizaje de CL, que incluyan la CCT profiláctica de los casos positivos, sobre la mortalidad del CVB. Sin embargo, se ha demostrado una relación inversa entre las tasas de CCT y la incidencia o mortalidad por CVB, lo que ha proporcionado sustento a la propuesta de utilizar esta estrategia como medida de prevención primaria. Además, se han realizado estudios de costo-efectividad y modelos estadísticos que sugieren que la CCT profiláctica en grupos de mayor riesgo sería efectiva para disminuir la mortalidad por CVB en Chile8,11,15,16. Dado este contexto epidemiológico el MINSAL incorporó la CL al programa GES-AUGE el año 2006, garantizando que todo beneficiario entre 35 y 49 años sintomático con sospecha de CL, tiene acceso (derecho a recibir la intervención) a confirmación diagnóstica oportuna en 60 días (el 2013 se disminuye a 30 días) mediante ecotomografía abdominal. Luego, todo paciente con CL tiene garantía de oportunidad (derecho a recibir la atención garantizada dentro de plazos establecidos) de CCT dentro de los siguientes 90 días a partir de la confirmación diagnóstica, con un plazo total de resolución clínica de 150 días (el 2013 se reduce a 120 días). Además, en pos de aumentar el diagnóstico precoz de CL la Guía Clínica 2010 del MINSAL recomienda solicitar ecotomografía abdominal a las mujeres de 40 años con factores de riesgo de CL5. Sin embargo, esta recomendación de tamizado no se ha implementado en nuestro país en forma sistemática y se desconoce su impacto sobre el acceso a tratamiento oportuno. No existen estudios a la fecha que evalúen los resultados de un programa de tamizado preventivo en el contexto de un programa GES que garantiza acceso a CCT. Así, el objetivo de este estudio fue implementar un programa piloto ecográfico para tamizado de CL en Centros de Medicina Familiar y evaluar la tasa y oportunidad de CCT en función de la edad de pacientes portadores de CL. Pacientes y Métodos Población estudiada Este estudio fue aprobado por el Comité de Ética de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Se desarrolló un programa de tamizado ecográfico sistemático y estandarizado de patología vesicular en los Centros de Medicina Familiar ANCORA-UC, correspondiente a los consultorios San Alberto Hurtado y Madre Teresa de Calcuta en la comuna de Puente Alto, y Juan Pablo II en la comuna de La Pintana. De la población inscrita en los centros se obtuvo una cohorte de 4.000 personas, 80% mujeres y de edades preferentes entre 38 a 42 años y 50 a 75 años y que no tuviesen antecedentes de CCT. Se efectuó una invitación telefónica sistemática entre marzo de 2009 y marzo de 2013. A todos los pacientes que aceptaron participar se les realizó una ecografía hepatobiliar con Equipo Toshiba Famio-8, transductor convexo 3,5 MHz (SSA-530A), efectuada por médicos familiares (FV, IM, NB) y gastroenterólogo (JFM) capacitados por el Departamento de Radiología. Los criterios diagnósticos de ausencia o presencia de CL fueron definidos de acuerdo a criterios ecográficos estándares17,18. Se evaluaron 1.450 individuos sin CCT previa, de los cuales 281 eran portadores de CL (19,4%). Estos últimos fueron motivo de estudio de seguimiento. Seguimiento A todo paciente portador de CL se le derivó a su médico familiar tratante, quien decidía la pertinencia de derivación a CCT al centro terciario respectivo. Luego, los pacientes tuvieron un tiempo de seguimiento mínimo de 6 meses, el cual se realizó hasta noviembre de 2013. Los sujetos fueron contactados telefónicamente y se les aplicó una encuesta estandarizada. Además, se hizo una revisión de ficha clínica electrónica OMI utilizada en los centros ANCORA. El evento primario a evaluar fue el acceso a tratamiento mediante CCT, como también sexo, edad, indicación de CCT, si ésta fue de urgencia o electiva y centro salud


Marzo 2016
To see the actual publication please follow the link above