Page 44

Marzo 2016

Art ículos de Investigaci ón Resistina, variables de dimensión y composición corporal - A. Souki et al Un trabajo realizado en adolescentes donde la CC y el IC/T, se utilizaron como indicadores de obesidad abdominal y en el cual ambas variables mostraron buena correlación con la obesidad visceral determinada mediante ultrasonografía, no encontró asociación entre estas variables y los niveles de resistina28. En la presente investigación, al igual que lo reportado por diferentes autores1,13, los parámetros CC y IC/Tno mostraron relación con la concentración de resistina, en obesos o en el grupo total de sujetos. Otros investigadores observaron 314 la asociación en sujetos de ambos géneros11 o evidenciaron correlación, entre resistina y el IC/T y la CC independiente del estado nutricional y en obesos, pero no en controles3,9,22. Por otra parte, se ha sugerido que es la cantidad de grasa corporal lo que se relaciona con los niveles de resistina sin embargo, los resultados de las investigaciones sobre la asociación de la concentración de resistina con la MG y %MG han arrojado resultados contradictorios1,5,29. En este trabajo se encontró correlación significativa entre %MG y resistina en todo el grupo de sujetos, pero no en los obesos. Otros investigadores no observaron correlación entre %MG con resistina en obesos, en controles o en todo el grupo1,25. La resistina se ha vinculado con IR en tejidos periféricos y es considerada un mediador proinflamatorio; su asociación con la MG en la niñez es de gran importancia, considerando el vínculo entre obesidad, IR e inflamación observado en la edad adulta5,30. Existen marcadas discrepancias en la concentración de resistina reportada en diversos estudios (1-15 ng/mL o 2-40 ng/mL)9,31 así como en los resultados de investigaciones que evalúan su relación con parámetros bioquímicos, clínicos y antropométricos. Entre los factores a considerar están los de tipo étnico22,32 y genético. Se ha reportado que las concentraciones de resistina son altamente heredables y esto es responsable entre 66-70% de su variabilidad33,34; así mismo los polimorfismos de un nucleótido en la región promotora del gen podrían ser predictores independientes de su concentración en humanos32. Adicionalmente, los diferentes ensayos utilizados podrían ser responsables de las discrepancias, debido a que los ELISAs comerciales disponibles para roedores y humanos pueden reaccionar cruzadamente con RELMs circulantes y si bien la reactividad cruzada puede ser detectada previa al análisis, también ocasionaría variaciones35. Por último, la presencia de diversas isoformas moleculares a las que se atribuye diferente actividad biológica9 y por ello la sensibilidad para su detección por los ensayos disponibles no muy concluyente, debido a que la mayoría de los ensayos inmunoenzimáticos incluyen anticuerpos dirigidos a secuencias o epítopes conservados para diferentes isoformas. Entre las fortalezas del presente trabajo podemos mencionar el método estandarizado para la obtención, medición y procesamiento de datos clínicos, antropométricos y de laboratorio. De igual forma se considera que el uso del método comercial de ELISA disponible utilizado para la determinación de resistina es una debilidad, ya que el mismo si bien es bastante sensible no indica si puede tener reacciones cruzadas con los RELMs circulantes. En conclusión los resultados evidenciaron asociación significativa entre niveles de resistina y las variables de dimensión y composición corporal (especialmente las indicadoras de adiposidad) pero no apoya la relación entre niveles de resistina y desarrollo puberal encontrada por otros autores. De tal forma, son necesarias más investigaciones que permitan entender a nivel molecular la función biológica de la resistina; conocer los mecanismos involucrados en la expresión y conformación de las isoformas de alta y baja masa molecular, sus efectos y la relación con el receptor, cuya identificación redundará en una mayor comprensión del mecanismo de acción de esta adipoquina. Referencias 1. Abd E, Hafez M, Shaaban F, Abou I, Salama S, Rashed R. Resistin and Obesity-Associated Insulin Resistance in Children. J Genet Eng Biotechnol 2010; 8 (2): 17-25. 2. Trayhurn P. Endocrine and signalling role of adipose tissue: new perspectives on fat. Acta Physiol Scand 2005; 184 (4): 285-93. 3. Codoñer P, Tavárez S, Porcar M, Navarro M, Arilla A, Alonso E. Plasma resistin levels are associated with homocysteine, endothelial activation, and nitrosative stress in obese youths. Clin Biochem 2014; 47: 44-8. 4. Bluher M. Adipokines-removing road blocks to obesity and diabetes therapy. Mol Metab 2014; 3 (3): 230-40. 5. Ortega L, Riestra P, Navarro P, Gavela-Pérez T, Soriano Guillén L, Garcés C. Resistin levels are related to fat mass, but not to body mass index in children. Peptides 2013; 49: 49-52. Rev Med Chile 2016; 144: 307-316


Marzo 2016
To see the actual publication please follow the link above