Page 25

Marzo 2016

Art ículos de Investigaci ón Utilización de Adjusted Clinical Groups en patologías crónicas en APS - E. Santelices et al Tabla 5. Comparación de prevalencia, morbilidad relativa agregada y distribución de pesos en RUB 295 por comuna para el subgrupo de pacientes identificados con hipertensión arterial Comuna Prevalencia total (x 1.000) Morbilidad relativa RUB 1 2 3 Caldera 60,473 3,133 1,917 3,260 5,155 Catemu 28,309 2,395 1,884 3,107 5,105 Cerro Navia 61,789 3,431 1,977 3,316 5,374 Chiguayante 3,823 2,584 2,098 3,130 5,631 Conchalí 74,234 3,373 2,062 3,308 5,286 Concón 80,221 3,590 1,892 3,255 5,312 Copiapó 37,307 2,893 2,030 3,257 5,149 El Monte 61,376 2,836 2,165 3,189 5,255 La Cisterna 0,670 3,024 1,395 3,075 5,580 La Florida 86,606 3,472 1,925 3,312 5,295 La Reina 55,072 2,536 1,650 3,162 4,932 Lo Prado 69,409 3,376 2,093 3,328 5,313 Lota 11,922 2,484 2,160 3,106 4,417 Padre Hurtado 67,717 2,565 2,221 3,140 4,957 Panquehue 36,495 2,465 2,141 3,104 3,686 Peñaflor 72,603 3,296 2,103 3,272 5,337 Quilpué 43,714 3,208 2,036 3,256 5,159 Rinconada 22,220 2,575 2,210 3,034 NA San Joaquín 83,163 3,443 1,878 3,314 5,321 San Miguel 39,259 1,382 0,723 3,108 5,080 San Pedro de la Paz 18,229 2,639 1,856 3,150 4,945 Villa Alemana 65,302 2,850 2,210 3,305 5,191 Es importante destacar la gran variabilidad de prevalencias observadas entre las comunas para las tres enfermedades. En el caso de diabetes mellitus, ésta va desde 0, 361 por 1.000 (0,036%) en La Cisterna a 39,165 (3,91%) en Caldera (Tabla 4). En materia de HTA, la variación va de 3,823 (0,38%) en Chiguayante a 83,16 (8,31%) en San Joaquín (Tabla 5) y para insuficiencia cardíaca la variación va de 0,340 en Lota a 8,190 en Conchalí. Si se considera que las prevalencias de diabetes y de HTA en la población general adulta son de 9,4% y 26,9%, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud de 2009-20109, llama la atención la gran distancia entre las prevalencias obtenidas a partir de los registros de población atendida y las que se esperarían si la totalidad de los pacientes existentes fueran detectados y tratados. Si bien es posible que las cifras obtenidas desde la población atendida se reduzcan por tratarse de una población general (con fuerte presencia infantil), la integridad del control de enfermedades crónicas se demuestra preocupante. El análisis de las RUB, muestra que, con independencia de la prevalencia, las variaciones intercomunales son de menor cuantía que las que se aprecian en la prevalencia y morbilidad relativa. Discusión Los resultados muestran que tanto las prevalencias como la carga de morbilidad e intensidad de uso de recursos varían entre las distintas comunas estudiadas. De esta observación se desprenden Rev Med Chile 2016; 144: 291-297


Marzo 2016
To see the actual publication please follow the link above