Page 99

Junio 2017

779 artículo de revisión social, rasgos de personalidad y neurotransmisión opioide/dopaminérgica en el contexto de dolor y analgesia placebo. En esta investigación se halló que, al aplicar un estímulo doloroso, los portadores del alelo OPRM1 G -comparado con los homocigotos AA- mostraban una reducción de la disponibilidad de RO-μ en regiones implicadas en la regulación del afecto y del dolor. Asimismo, los homocigotos AA mostraron una respuesta dopaminérgica reducida en el NA. Luego de la administración de placebo, los portadores de la variante G mostraron mayores alteraciones del ánimo y menor activación inducida por placebo de RO-μ en CIA, amígdala, NA, tálamo y tronco encefálico, así como menor activación dopaminérgica de receptores D2 y D3 en el NA23. 2. Placebo y sistema dopaminérgico En 2001, estudiando pacientes con enfermedad de Parkinson, se observó que bajo la administración de placebo existía actividad dopaminérgica en los ganglios basales y en el NA, asociándose respectivamente a la mejoría en el control motor y a la expectativa de mejoría reportada por los sujetos24. Este antecedente, junto a la hipótesis de que el EP representa una forma de procesamiento de la recompensa, motiva el estudio de Scott et al, en 2008, donde se examina la relación entre la liberación dopaminérgica del NA y el SOE en la analgesia placebo, demostrando la participación del sistema dopaminérgico mesolímbico en la analgesia placebo (interaccionando con el SOE), constituyéndose como la primera documentación del rol del NA como diferenciador entre respondedores placebo altos o bajos, observándose una diferencia significativa en la actividad opioide de esta región cerebral entre ambos grupos. La administración de placebo fue asociada a la activación de la neurotransmisión dopaminérgica en terminales mesolímbicas, núcleo caudado ventral, putamen ventral y NA. La magnitud de la activación dopaminérgica en el NA fue correlacionada positivamente con la expectativa individual de analgesia, la actualización de esta expectativa y la magnitud de la analgesia percibida. Un hallazgo destacable fue la identificación de la sustancia gris periacueductal como participante en la activación del SOE inducida por placebo, considerando el rol de esta estructura en la modulación de las señales ascendentes del dolor hacia regiones telencefálicas25. Variedad genotípica en el sistema dopaminérgico Se ha evidenciado que la presencia del SNP rs4680 del gen de la catecol-o-metiltransferasa determina la disminución de la actividad de esta enzima26, determinando la forma homocigota del alelo menos activo menor cantidad de dopamina en la corteza prefrontal. Lo anterior concuerda con aquellas investigaciones que evidencian la relevancia de este SNP en el EP27 al hallar que su presencia genera mejores resultados en EP en individuos con colon irritable e individuos sanos28. El gen de la monoamino oxidasa A (MAO A) tiene rol en la oxidación de la dopamina y en el metabolismo de la serotonina29. Aquellos individuos que tienen solo el alelo rs6323 del SNP ligado a este gen presentan 75% de reducción de la actividad de la MAO, de modo que aquellos individuos con alta actividad de la MAO presentan mayor reducción de síntomas depresivos producto del placebo30. En sujetos esquizofrénicos homocigotos para el SNP rs6280 –polimorfismo que incrementa la afinidad de la dopamina por el receptor dopaminérgico DRD3– presentan mejores resultados al ser tratados con placebo que aquellos individuos a los que se les administra un antagonista del receptor DRD331. En depresión se analizaron distintos SNPs en variados genes para ver su asociación a la respuesta al tratamiento con placebo y con bupropion, se halló una mayor respuesta placebo en aquellos individuos con el SNPs rs1048261 del gen receptor de glucocorticoides y en aquellos individuos con el SNP rs6609257 del gen MAO32. Por otro lado, el gen del factor neurotrófico derivado del cerebro posee el SNP rs6265 que genera reducción de la secreción de este factor y se ha visto que aquellos individuos homocigotos para este SNP presentan mayor activación de receptores D2 y D3 mediada por placebo33. 3. Placebo y colecistoquinina En 1989, se demuestra que la proglumida (antagonista de la CCK) potencia la magnitud de la analgesia otorgada por morfina en dolor post-operatorio34. En 1995, se observa que el EP puede ser parcialmente abolido por naloxona y potenciado por proglumida, sin embargo, esta potenciación solo se dio en respondedores placebo, sugiriendo que la proglumida necesita la acción del SOE para ejercer su efecto, instituyéndose así la CCK como un modulador con rol inhibitorio en la respuesta de analgesia placebo35. Posteriormente, se recono- Vigencia del efecto placebo - D. Aceituno et al Rev Med Chile 2017; 145: 775-782


Junio 2017
To see the actual publication please follow the link above