Page 89

Junio 2017

Artículo de Revisión 769 Efectos del ejercicio físico en el peso corporal - C. Burgos et al agudas en el músculo esquelético similares a las inducidas por el ejercicio continuo48. Sin embargo, las similitudes entre estos modelos de EF respecto a las respuestas adaptativas a largo plazo son menos claras. Si bien se considera al EIAI como un modelo específico, este corresponde a una denominación general, debido a que implica protocolos heterogéneos y con diversos efectos biológicos. Se han determinado al menos 9 variables (e.g., modalidad de ejercicio; intensidad del ejercicio; intensidad de la pausa; duración del ejercicio; duración de la pausa; número de repeticiones; número de series; duración de la recuperación entre series; tipo de recuperación entre series) que podrían modificar las características del protocolo de EF y por tanto sus efectos agudos y crónicos, tanto a nivel periférico como central46. A pesar de lo amplio y variado de su metodología, el EIAI es un modelo de ejercicio muy popular y ampliamente utilizado en la práctica del ejercicio en diferentes poblaciones49. Se han demostrado innumerables ventajas fisiológicas y funcionales, tanto en el área deportiva, como de la salud, observándose mejoras significativas en el consumo máximo de oxígeno (VO2máx), elevando la capacidad física y calidad de vida50. Importantes datos clínicos muestran a este modelo de ejercicio como un método seguro y bien tolerado en pacientes en rehabilitación cardiaca, diabetes mellitus e hipertensión arterial, mejorando el VO2máx, la función ventricular y la función endotelial51. Respecto a la regulación metabólica, se observa una importante mejora de la sensibilidad a la insulina, reduciendo los estados de hiperinsulinemia e hiperglicemia30. Nuestro grupo de investigación ha reportado mejoras en índices de resistencia a la insulina, dislipidemia y presión arterial inducidos por 8 y 12 semanas de EIAI en mujeres con sobrepeso/obesidad52,53, siendo hoy considerado una importante herramienta primaria y secundaria en el combate contra las enfermedades no transmisibles. Sin embargo, similar al ejercicio continuo, el EIAI induce limitados efectos sobre la pérdida de peso corporal y tejido adiposo, Clark JE (2015) en un metaanálisis de 66 estudios en población adulta publicados recientemente, señala que este modelo de ejercicio genera un tamaño del efecto incierto: 0,20 (-0,38, 0,78), cuando es utilizado en forma aislado37,48,51. En relación a la utilización de sustratos y las vías moleculares que regulan este proceso, se ha mostrado que el ejercicio intermitente de alta intensidad activa la proteína quinasa activada por AMP (AMPK), con un efecto mayor al del ejercicio continuo de intensidad baja-moderada58. También se ha observado una mayor actividad de AMPK posterior a ejercicio intermitente en comparación con el ejercicio continuo, generando una mayor inhibición de la enzima acetil-coA carboxilasa59, lo que favorecería el ingreso de los ácidos grasos a la mitocondria para su posterior oxidación. Sin embargo, debido a las altas demandas energéticas del ejercicio intermitente, la tasa a la cual se requiere energía no permite una elevada utilización de ácidos grasos como principal fuente de energía durante la sesión de ejercicio60. Además, si bien se ha observado que en algunos sujetos más entrenados, estos son capaces de oxidar más ácidos grasos durante ejercicio intermitente, la magnitud de esto y la utilización neta de este sustrato es mínima en comparación a la oxidación de carbohidratos61. Finalmente, el tiempo en el cual los pacientes con sobrepeso/obesidad son capaces de mantener una práctica continua de EF y una vida activa son un pilar fundamental en el logro de objetivos como la pérdida de peso corporal, sin embargo, esta población en general presenta una baja adherencia a los programas de EF36,45,62. La adherencia a los protocolos de EIAI orientados a la salud pública, especialmente los denominados all out, son actualmente lugar de un amplio debate, y la adherencia a este tipo ejercicio en esta población ha sido cuestionada debido a la elevada percepción del esfuerzo, en comparación con los protocolos de ejercicio continuo de intensidad baja-moderada, lo cual podría disminuir la posibilidad de generar hábitos de vida activa en esta población36,45. No obstante, considerando los beneficios que genera el EIAI y debido a que es un modelo tiempo-eficiente, con una adecuada progresión y adaptación a las cargas de entrenamiento, podría ser complementario a utilizar en los programas de atención primaria y secundaria para pacientes con sobrepeso/obesidad. Ejercicio de sobrecarga muscular y su valor en la disminución del peso corporal en población con sobrepeso/obesidad La prescripción del ejercicio de sobrecarga muscular no es sencilla e involucra múltiples va- Rev Med Chile 2017; 145: 765-774


Junio 2017
To see the actual publication please follow the link above