Page 62

Junio 2016

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN Conductas de riesgos en adolescentes con enfermedad crónica - F. Funes et al de 75,9%. En el grupo estudiado esto fue menor, pero debe considerarse que la forma de preguntar fue distinta y que el rango de edad fue de 10 a 19 años20. La mortalidad de los adolescentes por causas externas representa el 60% del total de las muertes en adolescentes26,27. Las ideas de terminar con la vida propia han sido encontradas en 30% de los adolescentes y la mitad de estos ha hecho algún intento para conseguirlo28. En nuestro estudio, la prevalencia de ideación suicida fue similar a la de la población adolescente general, aunque los intentos suicidas fueron menores. La prevalencia de jóvenes que se infligieron autoagresiones fue similar a la encontrada en población general de entre 14 y 17 años de la Región Metropolitana (19,2%), pero mayor a lo encontrado en Inglaterra29-31. Ser víctima de bullying fue el doble a lo encontrado en un estudio en Chile, pero las peleas a golpes tuvieron similar frecuencia32. En Suiza, Surís y cols. encontraron que los adolescentes 740 con patología crónica tenían mayor cantidad de consumo de tabaco, alcohol, marihuana y otras drogas ilegales que el grupo control. En aquel estudio encontraron que 35% realizaron actos antisociales, en cambio, en nuestros resultados sólo se encontró 1%2. Esta discrepancia podría deberse a que en nuestra investigación sólo se estudiaron sujetos de menor edad y con patologías crónicas complejas específicas. En dicho estudio también se halló 7% de conductas relacionadas con trastornos alimentarios, lo que es varias veces menor a 53% presente en nuestros resultados. Tal vez, mientras mayor sea la complejidad de la enfermedad, exista una mayor supervisión de los padres, y por eso se encontró menor prevalencia de algunas conductas con un perfil disruptivo. Por otro lado, la prevalencia se mantuvo o incluso aumentó en conductas llamadas internalizantes (que son aquellas asociadas a retraimiento, ansiedad o depresión), como lo son las autoagresiones o los intentos extremos para bajar de peso. Esto se pudiera explicar dado que estas requieren un involucramiento en áreas que muchas veces no son tan evidentes para los padres o  que pudiesen verse relegadas por temas más inmediatos, como los de la salud física33,34. Limitaciones Hubo un predominio de mujeres en adolescentes menores de 15 años, que no se explica por el azar, esto podría deberse un problema de la muestra, ya que no son patologías ligadas al sexo. Es llamativo que esta diferencia desaparezca en los mayores de 15 años. Por otro lado, el haber utilizado un instrumento nuevo, limitó la comparación con la población general de adolescentes, sin embargo, no era parte de nuestros objetivos. Esta investigación no da información profunda sobre cada CR, no explica que hay detrás de estas, ni tampoco permite conocer si los adolescentes tenían comorbilidad psiquiátrica, pero sí permite tener la primera visión general sobre las CR en adolescentes con enfermedades crónicas atendidos en un centro de alta complejidad en nuestro país. En conclusión, fue posible encontrar que todos los adolescentes con patología crónica tuvieron CR, hallando con mayor frecuencia conductas predisponentes a accidentes y violencia y conductas alimentarias riesgosas. En el grupo estudiado la edad no fue un factor protector en las CR relacionadas con alimentación no saludable, inactividad física, accidentes y violencia, por otro lado, aunque existieron diferencias según género, estas fueron puntuales. Finalmente, estimamos que es destacable encontrar que hubo diferencias en las CR que presentaban los adolescentes según tipo de patología que padecían. Los hallazgos encontrados pueden ser de gran utilidad para plantear, con evidencia, la necesidad de realizar actividades preventivas. Estas podrían enfocarse en aquellas CR encontradas con mayor frecuencia a nivel general, o bien centradas en grupos particulares de pacientes en base a requerimientos específicos, pudiendo así optimizar recursos. Referencias 1. Van der Lee JH, Mokkink LB, Grootenhuis MA, Heymans HS, Offringa M. Definitions and measurement of chronic health conditions in childhood: a systematic review. JAMA 2007; 297 (24): 2741-51. 2. Surís JC, Michaud PA, Akre C, Sawyer SM. Health risk behaviors in adolescents with chronic conditions. Pediatrics 2008; 122 (5): 1113-8. 3. FONADIS 2004. Primer estudio nacional de discapacidad en Chile. Disponible en: http://www.ine.cl/canales/ chile_estadistico/encuestas_discapacidad/pdf/presenta- Rev Med Chile 2016; 144: 734-742


Junio 2016
To see the actual publication please follow the link above