Page 97

Febrero 2017

ARTÍCULO ESPECIAL 233 no une cortisol y que, al formar dímeros con GRa, actúa como dominante negativo de éste. GRb ha sido identificado en diversas células y tejidos, siempre en cuantía significativamente menor que GRa29. Se sabe que en situaciones inflamatorias, algunas citoquinas favorecen el incremento de GRb, favoreciendo un menor efecto de los GC y por ello es señalado como un mecanismo de resistencia30. Cuando existe un exceso de cortisol, como en el síndrome de Cushing, algunas manifestaciones clínicas, hipertensión arterial e hipokalemia, se parecen a las observadas en cuadros de exceso de MC. Las funciones de MC son mediados por el receptor de MC (MR, mineralocorticoid receptor), proteína intracelular que tiene un origen similar a GR. MR tiene alta afinidad por aldosterona y también por cortisol31-33. Como cortisol tiene una concentración plasmática 100 a 1.000 veces más alta que aldosterona, MR también puede ser activado por cortisol y la célula ha resuelto esto con el producto del gen 11βhsd2: la enzima11beta- hidroxiesteroide deshidrogenasa tipo 2 (11βHSD2). Esta enzima cataliza en forma unidireccional la conversión de cortisol a cortisona, forma que es inactiva. 11βHSD2 es expresada predominantemente en tejidos donde actúan los MC (Figura 4)34. Insuficiencia suprarrenal relativa. Se entiende por resistencia a cortisol a la incapacidad parcial o aparentemente generalizada de los glucocorticoides para mediar sus efectos. Esta condición está asociada con un incremento compensatorio de CRH y ACTH. La patogenia incluye, Cortisol en estrés agudo - J. Guerrero Figura 3. Mecanismos de acción de cortisol y GRα. 1) GR unido al complejo multiproteico; 2) GR es ocupado por el cortisol y libera proteínas chaperonas; 3) dimerización de GR; 4) trans-activación; 5) cis-represión; 6) trans-represión. Rev Med Chile 2017; 145: 230-239


Febrero 2017
To see the actual publication please follow the link above