Page 88

Febrero 2017

art ículo de revisi ón Terapia simbiótica en pacientes infectados con VIH-1 - M. G. Feria et al A pesar de que los estudios con prebióticos en pacientes infectados son pocos, su suministro mejora la microbiota intestinal, promoviendo bacterias 224 benéficas como Latobacillus spp. y Bifidobacterium spp.; además, reducen la translocación de productos microbianos a la circulación sistémica, aumentan la actividad citotóxica de las células NK y disminuyen la activación de LT-CD4+8. La terapia simbiótica o terapia combinada con probióticos y prebióticos ha tenido un gran impacto sobre la integridad y función de la mucosa gastrointestinal en pacientes infectados con VIH-1, en comparación con el uso de probióticos o prebióticos en forma independiente60. El suministro de la terapia simbiótica mejora la integridad estructural de la mucosa gastrointestinal, aumentando la carga bacteriana benéfica y reduciendo el paso de productos microbianos como el RNA 16s a circulación sistémica11,61. Igualmente, el suministro de la terapia simbiótica promueve la recuperación de LT-CD4 en sangre y disminuye la respuesta inflamatoria, particularmente la producción de IL-6, sin generar efectos adversos60,61. Cabe anotar que el uso de la terapia simbiótica (por ejemplo una mezcla de Lactobacillus spp. con inulina) puede tener también un efecto potencial en la reducción del riesgo de adquirir la infección por el VIH-1, ya que potencia la flora vaginal y evita infecciones, como la vaginosis bacteriana, que se han asociado con el incremento en la susceptibilidad del VIH-162. Por otra parte, el impacto potencial de la terapia simbiótica en la infección por el VIH-1 se ha demostrado en modelos animales de macacos infectados con el virus de la inmunodeficiencia simiana, un virus homólogo del VIH-1. En este modelo se observó que en los animales tratados con simbióticos (VSL#3 e inulina) hubo una disminución en la expresión de CD38 y HLA-DR en LT comparado con el placebo, además de un incremento en la expresión de genes relacionados con células presentadoras de antígeno y en la actividad polifuncional de los linfocitos Th17, lo que sugiere un rol importante en el restablecimiento del GALT29. Finalmente, en la Tabla 1 se resumen los ensayos clínicos más importantes reportados a la fecha relacionados con el impacto que tiene la suplementación con prebióticos y probióticos o simbióticos en la evolución clínica de los Tabla 1. Ensayos clínicos en pacientes infectados con VIH-1 tratados con suplementos prebióticos, probióticos o simbióticos Autores (referencia) Población de estudio* Tipo de suplementación Resultados d´Ettorre, G. et al51 Grupo tratado: n = 20 Carga viral: < 50 copias/mL Recuento de LT CD4+: 542 cell/μL Grupo placebo: individuos sanos Streptoccocus spp Termophilus Bifidobacterium spp Lactobacillus spp Incremento en el recuento de LT CD4+ Disminución de LT CD4+ activados. Disminución de la proteína unión a lipolisacáridos (LBP) y de la proteína C reactiva (PCR) en plasma Villar-García, M. et al7 Grupo tratado: n = 22 Carga viral: < 50 copias/mL Recuento de LT CD4+: 220-427 cell/µL Grupo placebo: n = 22 Carga viral: < 50 copias/mL Recuento de LT CD4+: 207-503 cell/µL Probióticos: Saccharomyces boulardii Suministrados durante 12 semanas Disminución de IL-6 y de la LBP en plasma Irvine, Stephanie L. et al52 Grupo tratado: n = 68 Recuento de LT CD4+: 366 cell/µL Grupo placebo: n = 82 Recuento de LT CD4+: 366 cell/µL Probióticos: Lactobacillus rhamnosus Suministradosdurante 12 semanas Incremento en el recuento de LT CD4+ Rev Med Chile 2017; 145: 219-229


Febrero 2017
To see the actual publication please follow the link above