Page 18

Febrero 2017

art ículo de investigaci ón En relación a las Tablas 1 y 4, puede verse una discrepancia en torno al número y porcentaje del efecto techo para toda la población estudiada. En la Tabla 1 se muestra que 5 sujetos (2,65%) reportaron salud perfecta, mientras que en la Tabla 4 este valor es de 4 (2,1%). Esto se debe a que el algoritmo empleado genera un peso a cada dígito de un posible estado de salud, entendiendo diferencias entre cada dimensión evaluada. Por lo tanto, es posible encontrar a un sujeto que reporte plena salud habiendo autoreportado problemas en alguna de las 6 dimensiones del instrumento de medida. En este estudio, una persona autoreportó problemas leves en funcionamiento físico y social (211211) y, sin embargo, obtuvo una utilidad con valor 1 (plena salud). El presente estudio tiene varias limitaciones. Primero, no hay un algoritmo para calcular la utilidad 154 SF-6D basada en preferencias de la población chilena. En este sentido, se utilizó el algoritmo con las preferencias de las personas del Reino Unido10. Las investigaciones futuras deberían centrarse en el desarrollo de un algoritmo basado en las preferencias de la población chilena. Segundo, el tabaquismo es una variable importante en las investigaciones de EPOC por ser uno de los principales factores de riesgo. Sin embargo, los datos no nos permiten hacer diferencias entre los fumadores, no fumadores y exfumadores. Este último grupo se incluye en el grupo de los no fumadores. Por lo tanto, es difícil sacar conclusiones sobre el impacto del tabaco. Otra limitación importante combina el hecho de ser datos autoreportados por los sujetos participantes (atendiendo a la pregunta “¿Alguna vez le ha dicho un médico que tiene bronquitis crónica, enfisema pulmonar, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC?”) con la baja sensibilidad y especificidad que subyacen a los síntomas. Algunos estudios epidemiológicos latinoamericanos demuestran que el diagnóstico clínico de EPOC tiene baja sensibilidad y especificidad34,35. Ya que, en consecuencia, no puede asumirse con certeza, que la totalidad de los participantes estuviera diagnosticado de EPOC correctamente, sería muy beneficioso para la comunidad científica si en futuras encuestas nacionales de salud, se pudieran precisar tanto la presencia de enfermedad como la severidad de los síntomas. A pesar de estas limitaciones, el estudio proporciona los valores normativos del SF-6D para los pacientes chilenos con EPOC. El sexo y nivel CVRS en personas con EPOC - D. Collado-Mateo et al educativo parecen ser las variables con mayor influencia en las puntuaciones. Agradecimientos: El autor DCM está recibiendo una beca del Ministerio de España de Educación, Cultura y Deporte (FPU14/01283). Al autor le fue previamente concedida una beca Predoctoral por parte de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno. Referencias 1. Decramer M, Janssens W, Miravitlles M. Chronic obstructive pulmonary disease. Lancet 2012; 379: 1341-51. 2. Mathers CD, Loncar D. Projections of global mortality and burden of disease from 2002 to 2030. PLoS medicine 2006; 3: e442. 3. Mannino DM, Higuchi K, Yu TC, Zhou H, Li Y, Tian H, et al. Economic Burden of COPD in the Presence of Comorbidities. Chest 2015; 148: 138-50. 4. Nonato NL, Díaz O, Nascimento OA, Dreyse J, Jardim JR, Lisboa C. Behavior of Quality of Life (SGRQ) in COPD Patients According to BODE Scores. Arch Bronconeumol 2015; 51: 315-21. 5. Janson C, Marks G, Buist S, Gnatiuc L, Gislason T, Mc- Burnie MA, et al. The impact of COPD on health status: findings from the BOLD study. Eur Respir J 2013; 42: 1472-83. 6. Ware JE Jr, Sherbourne CD. The MOS 36-item shortform health survey (SF-36). I. Conceptual framework and item selection. Medical Care 1992; 30: 473-83. 7. Vilagut G, Ferrer M, Rajmil L, Rebollo P, Permanyer Miralda G, Quintana JM, et al. The Spanish version of the Short Form 36 Health Survey: a decade of experience and new developments. Gaceta sanitaria/ S.E.S.P.A.S. 2005; 19: 135-50. 8. Ware J Jr, Kosinski M, Keller SD. A 12-Item Short-Form Health Survey: construction of scales and preliminary tests of reliability and validity. Medical Care 1996; 34: 220-33. 9. Brazier J, Roberts J, Deverill M. The estimation of a preference-based measure of health from the SF-36. J Health Econ 2002; 21: 271-92. 10. Brazier JE, Roberts J. The estimation of a preference-based measure of health from the SF-12. Medical Care 2004; 42: 851-9. 11. Ciconelli RM, Ferraz MB, Kowalski S, da Rocha Castelar Pinheiro G, Sato EI. Brazilian urban population norms derived from the health-related quality of life SF-6D. Qual Life Res 2015; 24: 2559-64. 12. Norman R, Church J, van den Berg B, Goodall S. Aus- Rev Med Chile 2017; 145: 147-155


Febrero 2017
To see the actual publication please follow the link above