Page 130

Febrero 2017

caso cl ínico mioclonías en las extremidades superiores y en la cara, el EEG de control confirmó la ECJ. Falleció en octubre por una neumonía intrahospitalaria, después de siete meses de enfermedad. 2. Infarto tálamo-mesencefálico Enferma de 35 años, operada de una comunicación 266 interventricular diez años antes, quedó con marcapaso desde entonces. Inició su enfermedad con una cefalea frontal progresiva, náuseas y fotopsias; súbitamente presentó pérdida de conciencia, contracción tónica generalizada, seguida de clonías rítmicas de las extremidades. Cuando recuperó la conciencia tenía visión doble. Trasladada a Urgencia, ingresó vigilante, parcialmente orientada, lenguaje normal, pupilas iguales, agudeza visual conservada, retracción del párpado superior derecho y paresia del sexto par derecho, ojo izquierdo hipotrópico y leve paresia braquio-facial derecha sin Babinski ni alteraciones sensitivas o cerebelosas. Tomografía computada (TAC) cerebral, exámenes y líquido cefalorraquídeo normales, VDRL no reactivo. Estuvo somnolienta los primeros días, la TAC de control mostró hipodensidad medial en el tálamo izquierdo prolongada al mesencéfalo (Figura 2). Al quinto día había desaparecido la paresia braquial, la hipotropía del ojo izquierdo y la dificultad para Retracción palpebral de causa neurológica - L. Cartier et al abducir el ojo derecho. Evaluada por cardiología, se estableció que el agotamiento del generador del marcapaso originó una arritmia paroxística que causó el infarto tálamo-mesencefálico. Al alta se había recuperado de todas las alteraciones neurológicas, salvo la retracción del párpado superior derecho que se mantenía al décimo día. 3. Infarto protuberancial Mujer de 27 años, sin antecedentes mórbidos, concurre a Urgencia por cefalea occípito-cervical progresiva, diplopía, parálisis facial izquierda y adormecimiento corporal derecho. Al ingreso estaba cuadriparética, vigilante y orientada, muy disártrica, pupilas iguales reactivas, mayor apertura ocular derecha, paresia del sexto par izquierdo y parálisis facial periférica izquierda. Angio-TAC de vasos del cuello y cerebrales mostraron oclusión de la arteria vertebral izquierda y de los segmentos V3-V4 del tronco basilar. La RM mostró un infarto bilateral de la protuberancia y del bulbo raquídeo y cerebelo izquierdo (Figura 3). Se desarrolló síndrome de enclaustramiento, (tetraplejia hipotónica arrefléctica, Babinski bilateral), parálisis facial periférica izquierda y retracción del párpado superior derecho, tenía limitada las miradas laterales y mantenía la mandíbula caída, sin poder cerrar la boca. Siempre se mantuvo vigilante, comprendía y Figura 2. Tomografía axial computarizada de la paciente Nº 2. En A) se observa hipodensidad mesencefálica derecha y en B) hipodensidad medial del tálamo izquierdo, compatible con una lesión isquémica tálamo-mesencefálica. Rev Med Chile 2017; 145: 264-268


Febrero 2017
To see the actual publication please follow the link above