Page 13

Febrero 2017

art ículo de investigaci ón 149 Distintos niveles posibles de respuesta son posible para las 6 dimensiones: función física, 3 niveles; limitaciones de rol, 4 niveles; y resto de dimensiones, 5 niveles. Esto posibilita que 7.500 conjuntos de valores (entre 11111 y 345555) puedan ser definidos como posibles estados de salud. Análisis estadístico La media, DE, mediana, rango intercuartílico (RIC) y efecto techo de la utilidad del SF-6D fueron estimados en el estudio. Las puntuaciones de cada dimensión se utilizaron para definir el estado de salud. Este estado es un número de 6 dígitos, donde el primer dígito corresponde con “funcionamiento físico”, el segundo con “limitaciones de rol” y así sucesivamente. En suma, el mejor estado de salud sería “111111” y el peor el “345555”. Este número de 6 dígitos se puede convertir en un índice de utilidad que se puede utilizar en los análisis económicos. El algoritmo utilizado para obtener las utilidades del instrumento fue desarrollado por Brazier y Roberts10 con población general de Reino Unido, como en otros estudios19,20. La utilidad 1 está asociado al estado de salud 111111 (plena salud) y el valor de utilidad 0,345 está asociado al estado de salud 345555 (peor estado de salud). En cuanto al método de estimación, se utilizó la técnica “Standard Gamble”9. La frecuencia del estado de salud “111111” se calculó con el fin de evaluar el efecto techo. Los resultados se estratificaron por género, 6 grupos de edad, 15 regiones, 4 estados civiles, tabaquismo, 5 niveles de ingresos netos mensuales del hogar, 3 niveles educativos y área. Los datos no siguieron una distribución normal (0,005), así las pruebas U de Mann-Whitney y Kruskal Wallis H fueron utilizadas para el análisis de los subgrupos. Un p-value 0,05 fue utilizado en todas las pruebas para indicar diferencias estadísticamente significativas. El análisis estadístico se realizó con el programa SPSS v23. Resultados En la Tabla 1, la media (± DE) de utilidad fue 0,65 (± 0,15). Los hombres reportaron mejor CVRS que las mujeres, con una utilidad de 0,68 (± 0,15) y 0,64 (± 0,15), respectivamente. Respecto a la edad, el grupo de entre 70 y 79 años reportó valores más altos 0,71 (± 0,32), mientras que las puntuaciones más bajas se observaron en el grupo de entre 80 y 89 años 0,59 (± 0,16). Un tercio de las regiones mostraron una puntuación menor que la media nacional: Antofagasta, Bernardo O‘Higgins, Maule, Metropolitana y Los Ríos. Los divorciados/separados reportaron puntuaciones más altas, el resto tenían puntuaciones muy similares. Puntuaciones parecidas se dan también entre fumadores y no fumadores. Las personas con mayor nivel educativo y los ingresos mensuales más altos reportaron puntuaciones más altas. Por último, los residentes en área urbana reportaron mejor estado de salud respecto a los del área rural {0,66 (± 0,15) y 0,63 (± 0,12) respectivamente}. La Tabla 2 compara las puntuaciones diferenciando por género. Los hombres tenían una puntuación más alta en casi todos los grupos de edad, excepto en el grupo de entre 40 y 49 años. En términos generales, los hombres reportaron una mejor CVRS que las mujeres, sin importar el estado civil, el tabaquismo, los ingresos mensuales o el área. Por otro lado, las mujeres con mayor educación mostraron puntuaciones mayores 0,73 (± 0,12) vs 0,66 (± 0,13). La distribución porcentual de cada una de las dimensiones del SF-6D puede verse en la Tabla 3. La dimensión funcionamiento físico tiene 3 opciones posibles (1, 2 o 3), donde las puntuaciones más altas indican un peor estado de salud (al igual que el resto de las dimensiones). Más de 41% de la muestra total informó que no tuvo problema en esta dimensión. El porcentaje de personas con “ningún problema” en la dimensión limitaciones de rol fue de 20,1%, mientras que el 54,5% la peor opción posible. Para funcionamiento social, dolor, salud mental, y vitalidad los porcentajes fueron de 34,9%, 23,8%, 15,3% y 15,3%, respectivamente. El porcentaje de personas que reportaron problemas en la peor opción posible (máximo) fue de 10,1%, 14,8%, 6,3% y 5,3%, respectivamente. En términos generales, la frecuencia de hombres que informaron “ningún problema” era mayor que la frecuencia de la mujer en todas las dimensiones excepto en vitalidad. La Tabla 4 muestra el efecto techo para toda la población desglosada por los distintos estados de salud. El estado de salud más común fue 111111, lo que significa que 2,1% de la población estudiada declaró que no tuvo problemas en ninguna dimensión. CVRS en personas con EPOC - D. Collado-Mateo et al Rev Med Chile 2017; 145: 147-155


Febrero 2017
To see the actual publication please follow the link above