Leiomiomatosis benigna metastásica: reporte de caso clínico

Febrero 2017

caso cl ínico 255 Rev Med Chile 2017; 145: 255-259 Leiomiomatosis benigna metastásica: reporte de caso clínico Paz García1,a, Juan Ignacio Errázuriz2,b, Carlos Fernández3, Eugenio Arteaga4 Benign intraperitoneal metastatic leiomyomatosis. A case report Benign intraperitoneal metastatic leiomyomatosis is a rare benign disease that is observed when a leiomyoma is present in the peritoneal surface. Women who have undergone hysterectomy for leiomyomas are most commonly affected. Patients are usually asymptomatic at presentation, being frequently an incidental finding in imaging studies. Ultrasound and CT play an important role in the diagnosis. The lesions are histologically identical to their uterine counterparts. There are different theories about the pathogenesis of the disease, including peritoneal seeding after laparoscopic hysterectomy. Others support the hypothesis of multiple independent foci of smooth muscle proliferation. Treatment, as in uterine leiomyomatosis, is generally conservative. We report a 53-year-old hysterectomized woman with intraperitoneal leiomyomas detected in a routine physical examination as mobile abdominal masses who underwent successful laparoscopic resection. (Rev Med Chile 2017; 145: 255-259) Key words: Hysterectomy; Leiomyomatosis; Menopause; Morcellation; Myoma. 1Escuela de Medicina. Pontificia Universidad Católica de Chile. Santiago, Chile. 2Departamento de Radiología, Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile. Santiago, Chile. 3Departamento de Ginecología Clínica Las Condes. Santiago, Chile. 4Departamento de Endocrinología, Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile. Santiago, Chile. aInterna de Medicina. bMédico residente. Recibido el 11 de mayo de 2016, aceptado el 23 de noviembre de 2016. Correspondencia a: Dr. Eugenio Arteaga Departamento de Endocrinología, Escuela de Medicina Pontificia Universidad Católica de Chile. Santiago, Chile. arteaga@med.puc.cl Paciente de sexo femenino de 53 años, con antecedentes de carcinoma oncocítico de tiroides (de células de Hurtle) operado en el año 2003 y sin recidivas posteriores. En 1993, a raíz de hipermenorrea y anemia ferropénica, se le efectuó miomectomía laparoscópica de un mioma intramural de pared posterior. En la misma cirugía se fulguraron algunos focos uterinos superficiales de endometriosis. La histología confirmó el diagnóstico de leiomioma uterino. En los controles posteriores, la paciente volvió a presentar hipermenorrea y se descubrió la reaparición de múltiples miomas, de rápido crecimiento, que fueron extirpados en una nueva miomectomía laparoscópica en el año 2006, utilizando un morcelador para permitir su fácil extracción. Finalmente, por nuevo crecimiento de los miomas, nuevamente asociados a hipermenorrea se sometió a histerectomía total sin ooforectomía por vía laparoscópica en el año 2012. Finalizada la histerectomía se procedió también a realizar morcelación de la pieza. La anatomía patológica confirmó la presencia de adenomiosis y miomatosis múltiples. Seis meses después presentó síntomas vasomotores y elevación de hormona folículo estimulante (FSH), por lo que se inició administración diaria de 1 mg de estradiol por vía oral. Cuatro años después, en un examen físico de rutina, se palpó una masa de 15 cm en región abdominal media que se extendía al flanco derecho, de consistencia elástica e indolora. No presentaba síntomas abdominales ni sistémicos. La ecotomografía abdominal confirmó la presencia de, al menos, dos masas sólidas, hipoecogénicas, redondeadas, de márgenes bien delimitados, con algunos ecos tenues en su interior, sin refuerzo ni sombra acústica posterior, que medían 11 cm y 5 cm en su eje mayor, ubicadas a nivel del hipogastrio y en el flanco derecho, respectivamente (Figura 1).


Febrero 2017
To see the actual publication please follow the link above