Page 105

Febrero 2017

Salud Pública 241 Efectos de la ingesta de fluoruros en el organismo - V. Romero et al Programas de fluoración masiva en Chile Fluoración del agua potable Chile es pionero en la fluoruración del agua potable, desde que en 1953 implementara un programa piloto de fluoruración en Curicó. En 1958 fue ampliado a 73 comunidades, cubriendo el 58% del país, con fondos internacionales. En 1977 se suspendió, por falta de recursos3. Posteriormente, en 1986, se restableció, en Valparaíso, implementándose, progresivamente, en 14 de 15 regiones, excluyendo la Región del Bío-Bío4. En Chile, la concentración óptima de flúor recomendada en agua potable, sea natural o artificial, oscila entre 0,6 y 1,0 mg/L, con límite máximo de 1,5 mg/L3. Se estima que la cobertura nacional de agua potable fluorada alcanza un 82,3%5. Algunos autores señalan que el consumo de agua fluorada en concentraciones óptimas reduce la prevalencia de caries dentales, pero durante el período de desarrollo dentario puede aumentar la prevalencia de fluorosis dental en grados leves7,8, observado en áreas fluoradas como no fluoradas. La ingesta de fluoruro, por otras fuentes, ha aumentado desde 1940, cuando el agua era la fuente principal. El 71% de estudios de caries que evaluaron la fluoración del agua son previos a 1975, cuando se masificó el uso de productos dentales, excluyéndose estudios de caries en adultos9. Dado que la ocurrencia de fluorosis es dosis dependiente10,11 y que la disponibilidad de flúor (F) es muy variable, existe preocupación por posibles efectos adversos en la salud humana. Otros autores sugieren que la fluoración del agua no reduce la prevalencia de caries dentales. Estudios recientes indican ausencia de diferencias del número de caries dentarias entre niños que toman agua fluorada versus sin fluorar12. Peckham y Awofeso concluyeron que la evidencia sugiere que el fluoruro tiene la potencialidad de generar problemas en salud, mientras que sólo presenta un discreto efecto en prevención de caries dentales13. Fluoración de la leche, en escuelas sin agua potable fluorada El Programa de Alimentación Escolar (PAE), que entrega leche fluorada a escolares de 1° a 8° básico, se aplica a escuelas rurales que no poseen agua fluorada (< 0,3 mgF/L). La concentración recomendada de fluoruro en la leche es de 3,15 a 4,25 mg/L. Por lo tanto, la cantidad de F-aportado por porción (200 mL) de consumo habitual de leche es de 0,63-0,85 mg3, entregada al desayuno, almuerzo, once, colación y cena, según corresponda.  Fluorosis dental, en adolescentes En 2007, un levantamiento epidemiológico realizado en Chile, reveló que el 31,2% de adolescentes de 12 años presentan algún tipo de fluorosis, principalmente en grados leves y muy leves14. Cerca de 3 millones de niños chilenos consumen leche fluorada, diluida con agua que naturalmente posee al menos 0,3 mg/L de F-. Si se considera que al menos consumen 3 vasos de leche al día de 200 ml, la ingesta de F-sería de 2,59- 3,6 mg/día, por sobre cualquier recomendación internacional, como única fuente deF-. Aspectos legales de la política de fluoración del agua potable La fluoración del agua potable en Chile obliga a los ciudadanos al consumo, involuntario, de un químico que no, necesariamente, requieren. Por décadas, la mayoría de la población chilena ha sido sobreexpuesta a este elemento, potencialmente no inocuo para la salud, transgrediendo las garantías constitucionales. Metodología Se efectuó una revisión de estudios científicos en Medline (Pubmed) e ISI, con citas relativas a posibles efectos por exposición a flúor. Se seleccionaron los estudios que por metodología (control de variables confundentes) y relevancia, fueran por sí mismos, irrefutables. Ante controversia, se citan estudios de ambas partes, avalados por su solidez estadística. Estudios que no encuentran una relación causa-efecto, no se describen mayormente, si han sido criticados por otras publicaciones por falta de control de variables. Efectos en la salud por ingesta y exposición crónica al fluoruro Efectos osteo-esqueléticos Un estudio epidemiológico demostró que la fluoración de agua potable, con 1,0 mg/L, en una comunidad en Utah, Estados Unidos, en comparación a dos comunidades de característi- Rev Med Chile 2017; 145: 240-249


Febrero 2017
To see the actual publication please follow the link above