Page 92

Enero 2017

ARTÍCULO DE REVISIÓN los guisos mediterráneos, se asocia con menor riesgo cardiovascular25,26. La evidencia muestra que el proceso de cocción libera licopeno y otros compuestos, aumentando su biodisponibilidad. Igualmente, se ha reportado que el consumo de alimentos ricos en licopeno reduce el riesgo de cáncer, especialmente cáncer de próstata27-32. Precisamente, en el estudio PREDIMED (Prevención 88 con Dieta Mediterránea), el cuestionario validado para evaluar el cumplimiento de la dieta mediterránea adjudica puntaje a los que consumen sofrito dos o más veces por semana33,34. Antioxidantes La DMed aporta una elevada cantidad de antioxidantes de origen vegetal, entre ellos, vitamina C, vitamina E, β-caroteno, glutatión, licopeno y polifenoles (fenoles ácidos y flavonoides), que contribuyen a reducir el daño oxidativo a nivel celular y sistémico y, por ende, a disminuir la incidencia de enfermedades crónicas35-38. El estudio PREDIMED demostró que los grupos intervenidos que evidenciaron una mayor ingesta de polifenoles totales presentaron una reducción de 46% en el riesgo de ECV, al compararse con el quintil de menor ingesta de polifenoles39. Los polifenoles pueden tener un efecto antioxidante, así como participar en cascadas de señalización intracelular, mediante su interacción con receptores celulares o proteínas, modulando de esta manera la expresión génica y determinando respuestas fisiológicas beneficiosas40,41. De hecho, se han reportado interacciones flavonoide proteína en más de 40 sistemas enzimáticos en mamíferos42,43. Algunas de las enzimas inhibidas por los polifenoles, con resultados beneficiosos en salud cardiovascular, son la 5-lipoxigenasa, la xantina oxidasa, la NADPH oxidasa y la enzima convertidora de angiotensina I (ECA)44,45. Las dos principales vías de señalización que son moduladas por algunos flavonoides son la vía del factor de transcripción NF-kB, en que se inhibe su unión al ADN y su actividad transcripcional, y la vía de la sirtuina (SIRT), en que se incrementa su actividad histona deacetilasa dependiente de NAD y se regula la transcripción de múltiples proteínas46,47. Los efectos protectores de los polifenoles sobre la ECV han sido atribuidos a la mejoría que producen en la función endotelial, a la disminución de la presión arterial y a la mejoría del perfil Dieta mediterránea - I. Urquiaga et al lipídico48. De esta forma, la ingesta de bebidas ricas en polifenoles produce vasodilatación arterial en humanos49,50. Adicionalmente, estudios in vitro muestran un aumento en la actividad y expresión de la óxido nítrico sintasa endotelial (eNOS) e inhibición de la NADPH oxidasa endotelial en respuesta a polifenoles, lo que podría explicar, en parte, su efecto modulador sobre la función endotelial50,51. Por otro lado, los efectos anti-hipertensivos descritos son mediados por la supresión de la síntesis de endotelina-1, y la inhibición de la enzima convertidora de angiotensina 1 (ECA)52. En el tracto gastrointestinal superior, los polifenoles, al igual que otros antioxidantes, actuarían reduciendo los hidroperóxidos de los alimentos ingeridos y formando complejos con metales de transición, contribuyendo a contrarrestar el estrés oxidativo postprandial53. Precisamente, el consumo de vino tinto con las comidas, un componente tradicional de la DMed, evita la oxidación de ácidos grasos poliinsaturados dietarios, reduciendo la aparición postprandial de lipoperóxidos, malondialdehido (MDA) y LDL oxidadas en el plasma54-57. Adicionalmente, los polifenoles son parcialmente metabolizados por la flora microbiana colónica58, generando mediadores bioactivos benéficos para la salud humana. Fibra La DMed considera el consumo de alimentos ricos en fibra dietética. La fibra alimentaria corresponde a la fracción comestible de las plantas que resiste la digestión y absorción en el intestino delgado humano y que experimenta una fermentación parcial o total en el intestino grueso. Algunas fibras son insolubles, como la celulosa, y provienen principalmente de cereales integrales. Otras fibras son solubles, como la inulina, y son obtenidas con el consumo de verduras, frutas, legumbres, cebada y avena. Los estudios prospectivos muestran que la ingesta de fibra dietética se asocia inversamente con el riesgo de eventos coronarios, tanto fatales como no fatales59-61, estimándose una disminución del riesgo cardiovascular de 9% por cada 7 g/día de ingesta de fibra total59. Asimismo, los estudios de intervención muestran efectos beneficiosos de la fibra dietética sobre los factores de riesgo cardiovascular, como las dislipidemias, la hipertensión arterial y la disglicemia. Esto se debe a que la fibra Rev Med Chile 2017; 145: 85-95


Enero 2017
To see the actual publication please follow the link above