Page 81

Enero 2017

ARTÍCULOS DE REVISIÓN Actividad física y cáncer de mama - K. Ramírez et al Tabla 2. Signos y síntomas asociados a los tratamientos antineoplásicos utilizados en cáncer de mama 77 Con el fin de contrarrestar esos efectos colaterales ha surgido una importante línea de investigación en el área de la rehabilitación oncológica, que se enfoca en disminuir o evitar los efectos secundarios no deseados de la terapia antineoplásica a través del uso de la AF dirigida15. Varias revisiones de ensayos clínicos aleatorios y metaanálisis han demostrado una asociación positiva entre AF durante y después de los tratamientos antineoplásicos, lo que se traduce en mejoría de la calidad de vida, funcionalidad, síntomas psicológicos y relacionados a la enfermedad y sus tratamientos16. Actividad física y cáncer de mama: bases biológicas Factores comunes que explican la relación entre AF y CM están principalmente basados en la modulación de marcadores inflamatorios, esteroides sexuales, eje insulina/factor de crecimiento insulino-símil (IGF-I) y adipokinas17 (Figura 1). La obesidad y el síndrome metabólico asociado reflejan la alteración de todos estos factores, siendo esta la condición corregible más relevante en la interacción AF-cáncer18. La inflamación crónica es un factor de riesgo común para enfermedades cardiovasculares, síndrome metabólico, recurrencia y mortalidad por CM19. Ella se refleja en un aumento de citoquinas proinflamatorias, incluyendo factor de necrosis tumoral alfa (TNFα), interleukina 6 (IL6), leptina, adipoquinas y proteína C reactiva (PCR), junto a una disminución de citoquinas antiinflamatorias como la adiponectina20. Más de 50% de las pacientes con CM en tratamiento, y también sobrevivientes, tienen sobrepeso u obesidad, a las que frecuentemente se asocia, además, un bajo nivel de AF, ambas condiciones unidas a un nivel crónico de inflamación21. Este estado inflamatorio crónico, en mujeres con CM, puede persistir elevado incluso más allá de 5 años post-tratamiento19. La resistencia a la insulina puede promover el desarrollo de CM por varias vías: aumento de glucosa disponible para células neoplásicas, hiperinsulinemia y consecuente aumento de los niveles disponibles de factor de crecimiento insulino-símil, este último estimulando la diferenciación, proliferación celular y suprimiendo la apoptosis. Además, la insulina puede aumentar la disponibilidad de estrógenos y andrógenos22. Ballard-Barbash, en una revisión sistemática, analizó la relación entre AF y biomarcadores relevantes en CM que incluyeron: hormonas sexuales, localizado Cirugía Quimioterapia Radioterapia Terapia hormonal Terapia biológica Fatiga √ √ √ √ √ Dolor √ √ √ √ Cardiotoxicidad √ √ √ √ Toxicidad pulmonar √ √ Neuropatía periférica √ √ √ Cambios cognitivos √ √ √ Infertilidad/menopausia precoz √ √ Cambios de peso corporal √ √ Alteración densidad mineral ósea √ √ Cambios músculo-esqueléticos √ √ √ Daño función inmunológica √ √ √ Linfedema √ √ Cambios gastrointestinales √ √ √ Rev Med Chile 2017; 145: 75-84


Enero 2017
To see the actual publication please follow the link above