Page 47

Enero 2017

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN 43 de presentación fue 43 ± 10 años. El 72% de los pacientes eran mujeres. El tiempo promedio de permanencia en programa de DP fue 98 ± 21 meses (8,1 años), cuatro pacientes habían discontinuado la técnica por falla en la ultrafiltración. El 82% de los pacientes tenía antecedentes de peritonitis. El 75% de los pacientes tenía características de transporte peritoneal rápido al momento del diagnóstico de PES. En cuanto a las manifestaciones clínicas de la PES, estas fueron variadas, siendo las más prevalentes el dolor abdominal crónico, la falla de ultrafiltración, alteraciones del tránsito intestinal y peritonitis con cultivo negativo (Figura 1). En cuanto a las manifestaciones radiológicas encontradas en la tomografía axial computarizada (TAC) de abdomen, de acuerdo al score de Tarzi, los hallazgos más frecuentes fueron engrosamiento peritoneal, calcificaciones peritoneales y adherencias intestinales (Figura 2A). En la Figura 2B se muestra una extensa calcificación peritoneal característica de una PES avanzada, desarrollada en uno de nuestros pacientes post trasplante renal. El estudio histológico se realizó en 10/12 pacientes, encontrándose que la denudación mesotelial apareció en todos los casos (criterio de alta sospecha de PES), la calcificación peritoneal estaba presente en más de la mitad de los casos y la presencia de FLC en 4 de los 10 pacientes, siendo más intensa en aquellos que tenían encapsulación intestinal difusa (Tabla 2). Dos pacientes no fueron biopsiados (pacientes 5 y 6) debido a condición clínica de gravedad al momento de hacer diagnóstico, uno de ellos que hizo PES con perforación intestinal post trasplante renal y falla multiorgánica, y la otra paciente estaba cursando con una desnutrición severa más una suboclusión intestinal, con TAC de abdomen que mostraba un engrosamiento de las asas de intestino delgado; en ambos casos, el catéter fue retirado y no se consideró tomar biopsia peritoneal. En la Figura 3A se presenta una biopsia de un peritoneo normal al momento de instalar el catéter de DP y el engrosamiento evidente de la capa submesotelial y la denudación mesotelial en uno de nuestros pacientes con diagnóstico de PES (Figura 3B) El tratamiento de PES consistió en el 100% de los casos en el retiro del catéter peritoneal y traspaso a hemodiálisis. El tratamiento farmacológico se realizó en 10 pacientes, en los que clínicamente predominaba la fase de inflamación de la enfermedad, quienes recibieron tamoxifeno 10 mg cada 12 horas y prednisona 0,5 mg/kg/día durante 6 meses, con buena respuesta. Dos pacientes que debutaron con encapsulamiento difuso del peritoneo requirieron cirugía; uno de ellos fue tratado exitosamente con adherenciolisis laparoscópica, encontrándose actualmente en hemodiálisis, y el otro falleció Figura 1. Frecuencia de manifestaciones clínicas encontradas en pacientes con PES. Peritonitis esclerosante en diálisis peritoneal - R. Torres et al Rev Med Chile 2017; 145: 41-48


Enero 2017
To see the actual publication please follow the link above