Page 43

Enero 2017

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN 39 variable “Procedencia receta médica” en el estudio, se hizo considerando que los tiempos con que cuentan los médicos para atender a los pacientes son diferentes de acuerdo al tipo de atención. Mientras que en los policlínicos de especialidades y medicina interna los horarios de atención son programados y preestablecidos, las atenciones de urgencia, o el alta de un paciente, dependerán de la contingencia y el tiempo utilizado (atención del paciente, emisión receta) estará de acuerdo a la resolutividad de la atención. La incorporación de sistemas de prescripciones electrónicas mejoraría no sólo los errores asociados a legibilidad, también lo haría con aquellos asociados a la omisión de información, porque el mismo sistema obligaría al prescriptor a completar todos los datos. De esta manera, los sistemas de prescripción computarizados pueden potencialmente mejorar la calidad de los procesos de medicación5,12,21. Respecto a los errores en la preparación de recetas, las preparaciones de recetas que presentaron al menos un error fueron 23,9% de las evaluadas, a diferencia de otros estudios donde esta proporción llega a 80%22. Esto se debe a que principalmente se trata de estudios desarrollados en recetas de pacientes hospitalizados, por lo que no serían resultados comparables, teniendo en cuenta que los errores pueden ser pesquisados en sala por los profesionales que administran los fármacos, además de la farmacia, existiendo así más instancias de control, aumentando la probabilidad de detección de errores. Por otra parte, hay publicaciones donde los resultados son mucho menores a los nuestros24,25, y se debe principalmente a que la información recopilada es en base a reportes de los propios pacientes que se dan cuenta del error al momento de su recepción, o cuando este ingresa a urgencia debido a daño asociado a medicamentos. El registro de datos va a depender si es que el reporte es ejecutado, quedando muchas veces esta información subregistrada. Los horarios de preparación de recetas y el número de técnicos paramédicos no presentaron diferencias significativas en cuanto a los promedios de errores. Por lo que se deduce que estas variables no influyen en el número de errores. El número de fármacos por receta fue la variable que presentó diferencias estadísticas significativas, donde el promedio de errores fue mayor en aquellas preparaciones de recetas con más de cuatro fármacos y el riesgo de cometer un error aumentaba 1,8 veces cuando la receta tenía más de tres. Considerando que alrededor de un tercio de las preparaciones estudiadas tenían más de cuatro fármacos, exponen al paciente, además de las desventajas de una polimedicación (mientras más medicamentos, mayor probabilidad de problemas relacionados con la medicación) y lidiar con los tiempos de espera en farmacia, que aumentan cuando mayor es la cantidad de fármacos recetados, se debe agregar el aumento del riesgo de errores al momento de ser preparadas sus recetas. Los errores de medicación se consideran acontecimientos prevenibles, y si bien muchos de ellos no provocan daño (son leves o no alcanzan al paciente), hay un porcentaje que sí podría potencialmente causar un daño tanto a pacientes como familiares, además de los costos asistenciales y económicos que implicaría. Es por ello que se sugieren medidas como mejoras en los sistemas de almacenamiento, incorporación de sistemas de dispensación automatizados, hasta métodos que mejoren la concentración y comunicación del personal de farmacia. Si bien todas ellas contribuirían a la prevención de errores, lo más importante y que debe estar presente es el chequeo de todas las etapas, especialmente al final del proceso, contando con la presencia de un profesional del área farmacéutica4,6,22,23. Agradecimientos: Se agradece a la dirección del Hospital de Nueva Imperial por colaborar y autorizar la realización de esta investigación, dentro de sus dependencias, confiando en el profesional farmacéutico a cargo, en especial al Director durante el periodo de desarrollo del trabajo, don Víctor Jaramillo. Al Centro de excelencia CIGES (Capacitación, investigación y gestión para la salud basada en evidencia) de la Universidad de La Frontera, por la entrega de las competencias necesarias para el desarrollo de este trabajo a través de su cuerpo docente en el marco de la Maestría en Epidemiología Clínica. Referencias 1. Kohn L. Why do errors happen? En: Kohn LT, Corrigan JM, Donaldson MS, Editors, Committee on Quality of Health Care in America, To Err is Human: building a safer health system. Washington D.C, United States: National Academy Press 2000: 49-68. Errores de medicación - C. Alvarado et al Rev Med Chile 2017; 145: 33-40


Enero 2017
To see the actual publication please follow the link above