Page 136

Enero 2017

Caso clínico Hemoptisis recurrente y falla renal relacionada a IgG4 - D. Erlij et al Figura 1. Tomografía axial computada (TAC) sin contraste. Izquierda: corte de tórax en ventana pulmonar que permite observar zona de vidrio esmerilado (flecha). Derecha: corte de abdomen que evidencia presencia de nefromegalia izquierda (paciente monorreno). Figura 2. A: Zona del intersticio cortical que presenta un patrón de fibrosis con bandas colagenosas arremolinadas rodeando células inflamatorias (fibrosis “estoriforme”). Las células que componen el infiltrado inflamatorio intersticial corresponden a plasmocitos y linfocitos. (Tricrómico de Masson; 200x). B y C: Tinción inmunohistoquímica de zona cortical renal con anticuerpos contra IgG (B) e IgG4 (C). Se reconocen numerosos plasmocitos con reactividad positiva citoplasmática para IgG. Al observar la misma zona de infiltrado intersticial, se reconoce que la mayoría de los plasmocitos IgG positivos tienen también reactividad citoplasmática para IgG4. (B y C; 200x). proteinuria. Nuevo estudio volvió a evidenciar hipocomplementemia y eosinofilia de igual magnitud, 132 con serología reumatológica negativa, a excepción de factor reumatoídeo, positivo en 160 U/mL. Las crioglobulinas fueron negativas y en el recuento de inmunoglobulinas destacó una IgG de 2.898 mg/dL (normal < 1.600). Nuevamente el estudio bacteriológico, incluida la pesquisa de Mycobacterium, no mostró hallazgos. Responde favorablemente a tratamiento esteroidal y es dado de alta. Vuelve a consultar en dos ocasiones más por mismo cuadro, el 2014 y el 2015, momento en el cual se realiza biopsia renal, con el consentimiento del paciente, considerando el riesgo en su condición de monorreno. En la biopsia se encontró una nefritis intersticial linfoplasmocitaria con extensa fibrosis de patrón estoriforme (arremolinada). La inmunohistoquímica confirmó positividad para IgG4 en los plasmocitos del infiltrado, con una relación IgG4/IgG de 63% (Figura 2). La microscopía electrónica demostró depósitos electrón-densos en las membranas basales tubulares e intersticio. Se concluye nefritis intersticial relacionada a IgG4, más compromiso pulmonar muy probablemente asociado a la misma enfermedad. Se inicia tratamiento con prednisona 60 mg/día, asociado a isoniazida para tratamiento de tuberculosis latente. Luego de 6 meses de tratamiento, se encuentra con Rev Med Chile 2017; 145: 131-134


Enero 2017
To see the actual publication please follow the link above