Page 102

Enero 2017

Artículo de revisión Manejo de colitis ulcerosa grave - C. Hernández-Rocha et al Tabla 3. Índice de gravedad de la Clínica Mayo 0 punto 1 punto 2 puntos 3 puntos lumen con cristaloides es importante y debe ser titulada de acuerdo a variables hemodinámicas como presión arterial, frecuencia cardiaca y diuresis. En pacientes con anemia, esta puede ser tratada con transfusión de glóbulos rojos o aporte de hierro intravenoso de acuerdo a variables hemodinámicas y comorbilidades del paciente. El objetivo debe ser mantener una hemoglobina entre 8 y 10 g/dl7. 98 Debe evitarse el uso de antiinflamatorios no esteroidales ya que estos pueden exacerbar la CU8,9. La fiebre debería tratarse con medidas físicas y paracetamol. Hipokalemia e hipomagnesemia podrían desencadenar megacolon por lo que deben ser corregidas10,11. Es reconocido que pacientes con EII activa se encuentran en un estado de hipercoagulabilidad, por lo tanto, la administración de heparina profiláctica subcutánea está indicada para prevenir eventos tromboembólicos12. El uso de heparina es seguro en estos pacientes y la presencia de sangre en deposiciones no es un impedimento para su uso, a menos que exista una hemorragia hemodinámicamente significativa13. Fármacos como anticolinérgicos y narcóticos pueden precipitar la aparición de megacolon, por lo que debe evitarse su uso10. En el pequeño grupo de pacientes en que el dolor es un problema, el uso juicioso de opioides puede ser aceptable, con monitorización de signos de megacolon y síndrome de intestino narcótico14. El uso de antidiarreicos está contraindicado, dado el riesgo de desarrollo de megacolon. Infección por Clostridium difficile y otros enteropatógenos en CU grave La frecuencia de la infección por C. difficile (ICD) en pacientes con EII se ha incrementado15. Además, los pacientes con ICD y EII tienen estadías hospitalarias más prolongadas, mayor tasa de colectomía y mortalidad que aquellos con solo EII16. Si bien los factores de riesgo para ICD son similares a la población general, C. difficle puede gatillar crisis de CU sin la presencia de estos factores, incluso en ausencia de uso previo de antibióticos17. Por lo tanto, todo paciente con exacerbación de CU debe investigarse ICD, independiente de sus antecedentes. Los estudios microbiológicos de elección, por su alta sensibilidad, son aquellos basados en técnicas de amplificación de ácidos nucleicos en deposiciones18. En pacientes con EII, estudios han mostrado que el tratamiento con metronidazol oral de la ICD se asocia a mayores tasas de falla de tratamiento y recurrencia, comparado con vancomicina oral19. Por lo tanto, se recomienda el uso de esta última como terapia de primera línea en crisis grave de CU asociada a ICD. Una vez que se inicia el tratamiento adecuado de la ICD, los tratamientos de la crisis grave de CU, como corticoides, se pueden mantener. Con respecto a otras infecciones entéricas bacterianas o parasitarias, no existe claridad si deben buscarse en pacientes con crisis de CU. Infecciones por Campylobacter jejuni han sido encontradas frecuentemente en pacientes con crisis de CU20. Frecuencia de deposiciones Normal (lo habitual para el paciente) 1 a 2 deposiciones > a lo normal 3 a 4 deposiciones > a lo normal > a 4 deposiciones sobre lo normal Sangrado Sin sangrado Sangrado visible en menos de 50% de las deposiciones Sangrado visible en 50% o más de las deposiciones Sólo sangre Apariencia endoscópica de la mucosa Normal o enfermedad inactiva Eritema, disminución patrón vascular y friabilidad leve Eritema marcado, ausencia de patrón vascular, friabilidad y erosiones Sangrado espontáneo o úlceras Evaluación global Normal Leve Moderado Grave Remisión: ≤ 2 puntos sin ningún subscore > 1; Leve: 3 a 4 puntos; Moderada: 5 a 8 puntos; Grave: 9 a 12 puntos. Rev Med Chile 2017; 145: 96-105


Enero 2017
To see the actual publication please follow the link above