Page 72

Abril_2107

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN Mindfulness y salud mental en adolescentes - A. I. Langer et al Tabla 3. Comparación de la diferencias entre medias intragrupo mindfulness en variables sintomáticas 480 pre, post intervención, seguimiento tres y seis meses Instrumento M (SD) Pretest M (SD) Postest M (SD) Segto 3 M (SD) Segto 6 F Sig. 2 Comparación post-hoc DASS-21 Depresión 11,58 (7,53) 8,24 (6,28) 8,21 (7,35) 2,67 (3,88) 21,121 0,000 0,771 Pretest-Seguimiento 6*** Postest-Seguimiento 6** Seguimiento 3 y Seguimiento 6*** Ansiedad 13,24 (8,53) 9,46 (7,87) 8,50 (8,10) 2,72 (3,75) 20,203 0,000 0,700 Pretest-Seguimiento 3* Pretest-Seguimiento 6*** Postest-Seguimiento 6*** Seguimiento 3 y Seguimiento 6*** Estrés 10,73 (7,80) 7,75 (7,17) 7,90 (8,19) 3,60 (3,65) 10,296 0,000 0,553 Pretest-Seguimiento 6*** Seguimiento 3 y Seguimiento 6* DASS total 17,78 (11,35) 12,73 (10,31) 14,40 (12,07) 8,69 (11,50) 3,371 0,038 0,325 Pretest-Seguimiento 6* Discusión El presente estudio piloto se enfocó en determinar el efecto de una intervención basada en mindfulness en la disminución de estados emocionales negativos en población adolescente escolarizada de la ciudad de Santiago, Chile. En esta línea, los resultados confirman parcialmente nuestra hipótesis, ya que el grupo experimental, en comparación al control, demostró una disminución estadísticamente significativa en sintomatología ansiosa y depresiva, como también en el malestar psicológico general (evaluado a través de la puntación global de la escala DAAS). Estos hallazgos son coherentes con estudios previos que han demostrado que mindfulness aplicado en contextos educativos produce una reducción significativa de síntomas de ansiedad21,35 y depresión19. Asimismo, se realizó un seguimiento a los tres y seis meses post intervención, encontrándose que no se mantuvieron los cambios en ambos períodos. En contraste, estudios previos demuestran que los efectos se mantienen hasta tres meses post intervención, sin embargo, estas diferencias encontradas se encuentran supeditadas a que los participantes continúen con la práctica una vez finalizada la intervención. Por ejemplo, Kuyken et al.18, demostraron que la mantención de los efectos a los tres meses, tenía relación con que los alumnos seguían practicando fuera del colegio. Asimismo, Biegel, Brown, Shapiro & Schubert21 mostraron una mejoría en síntomas de ansiedad y depresión en jóvenes que siguieron practicando meditación mindfulness transcurrido 3 meses de terminada la intervención, en comparación con quienes no lo hicieron. Interesantemente, al analizar los cambios intrasujetos en el grupo mindfulness respecto a los síntomas de depresión, ansiedad y estrés, estos sí mostraron una disminución significativa a los tres y seis meses de seguimiento. Sin embargo, estos datos deben ser evaluados con cautela, pues al recogerse en un contexto natural, no se tiene control de otros factores que pueden influir en el cambio de ánimo de los adolescentes luego de la intervención, especialmente si se considera que la adolescencia es una etapa evolutiva compleja, marcada por grandes cambios y por una gran vulnerabilidad a los factores contextuales del desarrollo31. Entre los aspectos que podrían explicar las diferencias encontradas con estudios previos se encuentra la forma de aleatorización de la muestra, ya que en el presente estudio se optó por aleatorizar cursos de un mismo nivel educativo (e.g. cursos de 8º Básico), en contraste con estudios que han realizado aleatorización a nivel de individuos o de los centros educativos5. Por otro lado, el tamaño Rev Med Chile 2017; 145: 476-482


Abril_2107
To see the actual publication please follow the link above